Balance de un sueño roto: Bebé vuelve a casa

Bebé pugna con un jugador de Rusia en el Mundial. | FIFA
El cordobés cierra su primer Mundial con España fuera de la lucha por el título al caer en cuartos | El jugador de El Pozo Murcia se destapa definitivamente en Colombia con una gran actuación

La consecución de la tercera estrella no fue posible. Un cúmulo de circunstancias jugó en contra de la selección española y acabó con su aspiración de alcanzar otra vez el título de campeón planetario. De esta forma terminó también el sueño del cordobés Rafael García Aguilera Bebé, que tuvo una participación importante con La Roja en Colombia. En el país latinoamericano se celebra desde el 10 de septiembre el Mundial de fútbol sala, que en esta ocasión no tuvo buen final. De hecho, España se despidió antes de lo esperado del torneo, después de que la madrugada del sábado al domingo (horario peninsular español) cediera en cuartos de final (6-2) ante Rusia en un duelo en el que la fortuna resultó esquiva. Que la suerte diera la espalda vino a dificultar aún más la labor del combinado nacional, que encaró el choque con notables ausencias, como lo fueron las de los lesionados José Ruiz, Sergio Lozano y Aicardo.

No era positiva la situación para España antes del encuentro que le enfrentaba en el Coliseo El Pueblo de Cali a Rusia. Los dos conjuntos volvían a medir sus fuerzas tras la final del campeonato de Europa que protagonizaron el pasado mes de febrero. Entonces se impuso de manera clara el equipo de José Venancio López, que de esa manera se hacía con el cetro continental. Esta vez, sin embargo, Bebé no terminó, al igual que sus compañeros, con una sonrisa. Faltaban tres pilares fundamentales y el banquillo se quedaba corto, un hecho que en principio no pesó a La Roja, que fue capaz de voltear un primer gol, afortunado como otros de los que llegaron después, del cuadro ruso. Pero tras el 1-2 todo fue a peor y las carambolas, que llevaron incluso a un tanto en propia puerta de Fernandao (el 4-2) hicieron imposible la tarea de una selección española que dejará de estar presente en la final de un Mundial tras disputar las últimas cinco.

Sea como fuere, a pesar de que el sueño se rompió demasiado pronto para Bebé, el cordobés puede estar más que satisfecho por haber debutado en un campeonato del mundo. Un estreno en el que además completó una nada desdeñable participación. Fue un valor seguro en labores defensivas para España, aportó asistencias y también goles. Uno de ellos, el último, resultó esencial para que la selección encontrara el camino de los cuartos de final de la competición. En octavos, el jugador de El Pozo Murcia, vigente campeón de Europa con el combinado de José Venancio López, marcó el 1-2 ante Kazajistán y arrojó luz para alcanzar el triunfo (5-2).

En la fase de grupos, ya intervino de forma importante el cordobés. Fue en el segundo encuentro del conjunto nacional, ante Azerbaiyán. En ese partido, el ala-cierre igualó un primer tanto del rival y dio otra asistencia para encaminar el pase a octavos, que finalmente se produjo (2-4). Ante Marruecos también sirvió para encontrar portería. Así, el canterano del Adecor cumplió con creces en su primera experiencia mundialista, que a buen seguro le ayudará a continuar dentro de La Roja, en la que está cada vez más afianzado.

Etiquetas
stats