Atléticos, esconded los colores: el fútbol (hoy) es así

Aficionados en la grada del Vicente Calderón | MADERO CUBERO
El Córdoba pone a la venta las entradas para el partido del 4 de abril y recuerda la normativa de la LFP: los aficionados del equipo visitante, en un solo lugar

El fútbol es así. El de hoy. Los aficionados del Atlético de Madrid que pretendan acudir al próximo sábado 4 de abril a El Arcángel tendrán que acatar la normativa de la LFP, que el Córdoba ha recordado a través de sus canales oficiales al tiempo que ha anunciado el comienzo de la venta de las entradas. El celo en los controles de seguridad ha llegado a convertir el acceso a los estadios en un teatro en el que se trata de protocolarizar los sentimientos. Mientras se habla de convivencia entre aficiones y cordialidad a la hora de compartir el espacio en un recinto deportivo se aplican normas exageradas, que rozan lo cómico porque chocan con los usos habituales. En Córdoba existen numerosas peñas y una amplia colonia de seguidores rojiblancos, que en muchísimos casos comparten el amor con el club de su tierra. Y nadie puede culparles.

Si quieren ver el Córdoba-Atlético con algún distintivo rojiblanco tendrán que ubicarse en la zona destinada al equipo visitante. Todas las localidades para ese lugar serán enviadas por el Córdoba al Atlético de Madrid, que las comercializará. "A los efectos del control establecido por la LFP, todas las entradas de la zona asignada a la afición visitante serán vendidas por el Club Atlético de Madrid, al que se las remitirá el Córdoba Club de Fútbol", dice la entidad blanquiverde en un comunicado. Si cualquier seguidor colchonero, sea cordobés o no, adquiere una entrada para una zona distinta puede, según la normativa, verse ante una situación desagradable. "En cumplimiento de la normativa vigente, los aficionados que compren entradas para zonas no habilitadas como visitantes y que porten elementos que les identifiquen como seguidores del Club Atlético de Madrid, no podrán permanecer en ellas y podrían ser desalojados de las mismas sin posibilidad de reubicación en otros lugares del estadio", anuncia el Córdoba.

Los atléticos tendrán que esconder los colores en El Arcángel. ¿Qué sucederá? En el amistoso que disputaron los de Simeone el año pasado se vivió una fiesta de convivencia en la grada. También en el Vicente Calderón, en el partido de la primera vuelta, más de tres mil cordobeses mostraron sus colores blanquiverdes. Habrá que ver qué sucede con los que compartan en el mismo atuendo la simbología de ambos equipos, que no serán pocos. Seguramente ocurrirá lo normal: nada. Pero ahí está la normativa y el Córdoba, cumpliendo la ley, la recuerda. Bienvenidos al fútbol moderno, en el que lucir los colores de un equipo visitante en un estadio se entiende como una ofensa o provocación al anfitrión. Triste, pero real. Desde hoy están a la venta las entradas en El Arcángel, con precios que van desde los 50 euros en el fondo bajo hasta los 110 de tribuna cubierta y anfiteatro.

Etiquetas
stats