“El ascenso también parecía imposible, hay que creer”

Luso, en un entrenamiento del Córdoba. | ÁLVARO CARMONA
Luso cree necesario “apelar a ese espíritu” para conseguir la salvación | Apunta que “se ha pasado de la euforia al dramatismo muy fácilmente” y que toca “trabajar con optimismo”

En la actualidad, atiende a la situación del equipo desde fuera del terreno de juego. Quizá resulta más difícil ver cómo se acumulan siete derrotas consecutivas en la grada o en el banquillo que dentro del campo. Así lo siente Luso, que disputó su último duelo de Liga en Barcelona, antes del parón de Navidad. Problemas físicos le han impedido estar disponible para Djukic, que lo recuperó en una convocatoria para el choque con el Getafe del pasado lunes. El aragonés, que ha vivido meses complicados, pasó este jueves por sala de prensa para mandar un mensaje de optimismo de cara al futuro. La salvación del Córdoba es posible, por poco probable que ahora parezca. “Sabemos que es difícil, pero el año pasado también vivimos una situación complicada los que estábamos aquí. Estábamos más cerca del descenso que del play off, parecía imposible también y se consiguió un ascenso en el que a estas alturas nadie cería”, expresó el centrocampista, que concluyó toca “apelar un poco a ese espíritu y creer que es posible”.

No en vano, “son muchos puntos los que quedan en juego y cosas más difíciles se han visto”. El zaragozano mostró comprensión en torno a la visión de que la permanencia en Primera viene a ser algo así como una misión imposible, si bien quiso aclarar que ni en enero todo era blanco, ni ahora negro. “En esta ciudad se ha pasado de la euforia al dramatismo muy fácilmente y hay que ser un poco objetivos y no ver el vaso ni tan lleno, ni tan vacío. Ni éramos tan buenos cuando ganamos al Rayo Vallecano y estábamos fuera del descenso, ni hemos sido tan malos ahora, porque en los partidos no hay tanta diferencia de juego”, expuso. Con todo, admitió que “los resultados son los que mandan” y que en este momento sólo queda “intentar darle la vuelta a la tortilla”. Para ello, es necesario creer que la salvación es posible y evitar el pesimismo. “Estamos en una situación muy delicada, somos conscientes y el vestuario está jodido, pero intentamos trabajar día a día con el máximo optimismo. Creo que es la manera de sacar esto adelante, trabajar y que el ambiente sea lo mejor posible”, apuntó en ese sentido.

Para Luso, el Córdoba “tiene cierta ansiedad”, algo que pesó en los últimos partidos debido a que el equipo recula más de lo que debería, aunque consideró que las más recientes derrotas se dieron “por mala suerte”. “El equipo ha competido bien, no ha merecido la derrota, pero esos pequeños detalles en Primera nos han condenado”, agregó. En Málaga tendrá el conjunto blanquiverde una nueva oportunidad de acabar con su mala racha y comenzar a ver las cosas de otro color. Sobre el cuadro albiazul señaló que “es un gran equipo, muy competitivo y que tiene a gente muy experta en la categoría y chicos jóvenes que lo están haciendo espectacular”, de forma que “es difícil encontrar un punto débil” de los de Gracia. “Pero nosotros tenemos que competir con nuestras armas. Sabemos que si estamos bien, podemos hacer daño y eso es lo que tenemos que pensar”, finalizó al respecto. Además, indicó que la victoria en el duelo amistoso del pasado mes de noviembre en La Rosaleda “ayudó”, pues sirve para “saber que se puede volver a ganar”.

Etiquetas
stats