El Ángel Ximénez claudica en el último suspiro

Un jugador del Ángel Ximénez se emplea en defensa. | CORDOBADEPORTE
Los pontanos se estrenan como locales con una derrota en los últimos segundos ante el ascendido Benidorm (21-22)

La alegría inicial queda contenida una semana después. Si en la primera jornada del campeonato lograba un meritorio triunfo en la cancha de uno de los rivales más poderosos de la Asobal, en la segunda se vio sorprendido en su estreno en casa ante un recién ascendido. El Ángel Ximénez sufrió este viernes su primera derrota de la temporada ante el Benidorm (21-22), que se hizo con la victoria en el último suspiro de un encuentro en que los de Fernando Barbeito no estuvieron a su mejor nivel. Por si fuera poco, la escuadra pontana tuvo que sobreponerse a un buen número de exclusiones y padeció desde los siete metros. El caso es que no pudieron con un rival que en la primera parte llegó a ganar de cuatro. A los diez minutos del choque, el marcador presentaba un 2-6 favorable para los visitantes. Por su parte, los cordobeses tuvieron dos ventajas mínimas antes del descanso, la última fue contrarrestada, precisamente, cuando se acercaba el instante de tomar el camino de vestuarios. Con empate a 11 en el marcador se alcanzó el final del primer acto.

En la reanudación, las fuerzas se equilibraron y después de recuperarse de tres desventajas en el tanteador, el Ángel Ximénez consiguió su mejor renta de todo el choque. Sobrepasados los 11 minutos del segundo tiempo estableció un 18-16 que no supo defender. Así, el Benidorm volvió a tomar las riendas en lo que al resultado se refiere y siempre se puso por delante. Aunque a los alicantinos les costó mucho más hacer gol, ya que el equipo de Fernando Barbeito se mostró mucho más fuerte en labores defensivas. En el último minuto de partido se entró con un equilibrio en el electrónico (21-21) que parecía ser definitivo, pero a cuatro segundos de la conclusión David Cuartero marcó para dar el triunfo al conjunto recién ascendido, que completó de esa manera la sorpresa en el Miguel Salas.

Etiquetas
stats