Álvaro Medrán: “Aunque parezca mentira, los futbolistas no somos de piedra”

Álvaro Medrán, en un partido del Chicago Fire ane el New England Revolution.

Toda ilusión de cualquier niño apegado al fútbol es triunfar en este deporte. Jugar en el equipo de tu vida o simplemente decir que puedes vivir dedicándote íntegramente a tu hobby favorito. Pero ese camino suele estar lleno de altibajos constantemente. El protagonista en este caso, Álvaro Medrán, ha tenido una trayectoria muy irregular tanto en lo deportivo como en lo personal. Tras no tener los minutos esperados en el fútbol español, el cordobés probó suerte en Estados Unidos para unirse a la familia del Chicago Fire donde “me encuentro muy a gusto y me hacen sentir importante”, afirma el jugador a CORDÓPOLIS. Una persona que ha sufrido lo bueno y lo malo de este deporte a nivel profesional.

PREGUNTA. Para entrar un poco en dinámica, ¿has tenido algún tipo de síntoma propiciado por el Covid-19? ¿Y tu familia?

RESPUESTA. Que va. Ni a mí, ni a nadie de mi familia. Estamos aquí en casa haciendo la cuarentena. No es la misma situación que en España, pero siempre respetando lo que se nos pide. Sí es verdad que puedes salir a la calle, correr... aunque la gente acata, en general, las órdenes que le llegan.

P. ¿Cómo te estás manteniendo físicamente?

R. Entrenando en casa. El club nos trae material, comida, proteínas... un poco de todo para mantenernos en la línea. Es lógico que pierdas algo de ritmo porque no juegas, pero tenemos todo lo posible.

P. ¿Qué piensas de lo que está ocurriendo en España?

R. Hay que respetar lo que dice el Gobierno, aunque nos guste más o menos porque por ello se votó. Si las cosas se hacen bien, pronto se verá y haremos vida normal.

P. Entrando en materia deportiva, has pasado por Don Bosco, Córdoba y Séneca antes de ir al Juvenil B del Real Madrid. ¿Cómo es irte de tu ciudad con tan solo 17 años para dedicarte a un fútbol casi profesional?

R. Desde que era pequeño quería ser futbolista. Ya entrené con el Sevilla en alguna ocasión cuando estaba en el Séneca, aunque no pude fichar con ellos. Más adelante pude incorporarme al Real Madrid y jugué en el equipo que soy desde pequeño.

P. Has vivido gran parte de tu niñez en Córdoba capital, aunque naciste en Dos Torres. ¿Cómo fue tu infancia?

R. Yo la recuerdo jugando al fútbol. Ojalá pudiera volver, pero también viví momentos duros. Me fui a Córdoba porque mis padres se separaron y, como estaba jugando en la capital, decidimos mi madre y yo irnos a vivir allí para no estar todos los días haciendo 80 kilómetros. Eso fue un gran sacrificio para ella y mi padre también venía siempre a verme entrenar pese a que él sí estaba en Dos Torres. Yo tuve que cambiar de vida, amigos, colegio... y también fue duro, aunque me sirvió para cuando me fui a Madrid solo.

P. Una vez que te fuiste tan joven a Madrid, ¿qué ha sido para ti este club?

R. Me han dado la opción de cumplir mi sueño. Una vez que llegué, no esperaba para nada todo lo que me ha pasado. Fue una época muy bonita, pero ahora estoy en Chicago muy feliz y espero que por mucho tiempo.

P. Estuviste en el Real Madrid hasta 2015, donde jugaste hasta Champions contra el Ludogorets. Después te fuiste a un Getafe que te hizo consolidarte prácticamente como futbolista de Primera División.

R. Fue un poco duro también porque yo me marcho al Getafe y empiezo la pretemporada lesionado. Además, no sé muy bien cómo volveré. Entonces empecé a jugar y no me encontraba del todo bien, ya que no era el Álvaro de antes. Poco a poco me iba encontrando y cuando estaba en una forma muy decente, me volví a lesionar. Fue un palo duro, pero acabé la temporada jugando y marcando un par de goles. Ese buen momento me hizo fichar por el Valencia.

P. En este equipo te volvieron a ceder a Alavés y Rayo Vallecano. ¿Crees que te faltó esa continuidad para demostrar tu valía como futbolista?

R. Al final yo fui allí porque no tenía los minutos que quería. Son decisiones que tienes que tomar por ti. A veces te sale mal y a veces te sale bien. Lo que yo necesitaba era jugar partidos y tener continuidad para volver a ser el jugador que era.

P. Nos vamos al 22 de abril de 2018. El Alavés gana 0-4 a la Unión Deportiva Las Palmas y tú marcas el último gol. Te toca pasar por zona mixta y explotas a llorar.

R. Fue un cúmulo de cosas tanto deportivas como personales que provocaron una situación muy difícil para mí. Era mucho tiempo sin jugar y además marqué un gol. Al final también somos personas con unos sentimientos que hacen, en ocasiones, que explotemos en momentos determinados.

P. Es muy difícil demostrar los sentimientos hoy en día.

R. Aunque parezca mentira, los futbolistas no somos de piedra. Tenemos rachas buenas y malas que hacen posible momentos como este.

P. Después de no saber a dónde ir, llega Chicago y apuesta por ti.

R. Coincidí con Borja de Matías, miembro del staff técnico del Chicago Fire, en el Alavés. Vino aquí a trabajar y estuvo todo el verano llamándome porque quería que yo me viniera. Él conocía mi delicada situación y cuando llegó el final del mercado tuve una oferta. La valoramos mucho, ya que me ofrecían algo que yo necesitaba. Desde el primer día que vine me han cuidado mucho y me demuestran que fue acertada esta decisión.

P. Mirando a largo plazo. ¿Te planteas vestir la blanquiverde en un futuro?

R. La verdad es que sí. Me gustaría volver a casa y jugar en El Arcángel. Yo salí del Séneca, pero jugué en el Córdoba cuando era más pequeño. Solo tuve la opción de jugar en este estadio tan solo una vez y he de decir que me gustó mucho jugar en mi casa. Es un pedazo de campo, con una gran afición. Sin embargo, el club debe pasar una reestructuración por todo lo que ha sufrido y aún por el momento no me lo planteo, pero sí que me gustaría jugar allí.

P. Algún mensaje de ánimo para todos tus posibles lectores.

R. Que intenten hacer caso a las principales autoridades. Todo va a pasar, aunque es una situación complicada para todos. En lo deportivo, hay que seguir más a la MLS, ya que es una liga muy divertida. Aunque parezca que los futbolistas vienen a retirarse, no tiene nada que ver con lo que se lee o se pueda ver. Dentro de unos años esta liga dará que hablar.

Etiquetas
stats