Otra alternativa en el compás de espera de Infinity

Rueda de prensa del Grupo Infinity | MADERO CUBERO

La incertidumbre no desaparece. Más bien ocurre al contrario. Es consecuencia de la situación de tensa calma existente en torno al Córdoba. Poca variación existe en este sentido aun después de que Infinity decidiera mostrar públicamente su postura durante la tarde del lunes. El grupo de Baréin gestionado en España por Crowe mantiene su firme intención de adquirir la unidad productiva del club y apremia de hecho a que se produzca al fin la adjudicación de la misma. Precisamente los representantes del fondo tienen prevista una reunión con la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) este martes. El encuentro se va a producir al tiempo que otra vía parece abrirse en relación al futuro de la entidad. Ésta es la posible entrada de un inversor que solvente primero el problema de los impagos y después compre la sociedad anónima deportiva (SAD).

"Nuestra ilusión es máxima y a día de hoy estamos más cerca de entrar de manera inmediata en el Córdoba", aseveró Javier González Calvo en nombre de Infinity. Él es la cabeza visible del grupo de Baréin en España y el lunes fue el encargado de ofrecer explicaciones sobre la propuesta. En su comparecencia adelantó que los encuentros con la RFEF se desarrollan desde octubre y que aún resta uno más. Es el fijado para este martes, cuando existe la pretensión de lograr un punto de encuentro entre las dos partes para que la venta de la unidad productiva del Córdoba no afecte en materia de competición. La reunión se celebra a media tarde, según fuentes del fondo inversor. Éstas no han concretado la hora.

Mientras, en Infinity aguardan la decisión definitiva sobre el proceso autorizado por el Juzgado de lo Mercantil número 1. Ésta corresponde al administrador concursal de la entidad, Francisco Estepa, a quien desde el grupo se apremió en su puesta de largo en público. En este sentido, recordó que la oferta representada por Crowe está vigente "hasta el día 5 (de diciembre)", es decir hasta el jueves. Es cuando el plazo termina, al menos en principio, para esta vía. Y también para que se produzca un movimiento por otra distinta. En una alternativa dirigida a una inyección económica primero con el fin de responder a las deudas más urgentes y a la compra de la SAD después se trabaja en el entorno del Córdoba. Ahí surge la Asociación de Accionistas Minoritarios, que en las últimas horas maneja una opción muy distinta a la que llega desde Baréin.

En Minoritarios CCF no se ve con buenos ojos la propuesta de Infinity. La razón no es otra que la creencia de que se produce un riesgo para el Córdoba, más que nada en el panorama federativo, y de que, además, existiría una pérdida de identidad del club. La idea de los pequeños accionistas es por tanto la de conseguir un comprador para la SAD al completo. Una posibilidad que mantienen abierta con un inversor que muestra su interés pero de la que se prefiere no aportar más detalles sin que sea algo hecho a un 100%. La operación habría de desarrollarse a contrarreloj según los tiempos que se han establecido y no resultaría sencilla, pues sería necesario, en teoría, el acuerdo con más de una parte.

Cabe recordar que la propiedad del Córdoba está en disputa entre Azaveco (Carlos González) y Aglomerados Córdoba (Jesús León) desde tiempo atrás con una batalla judicial que puede sufrir cambios pero no va a frenarse. Así, lo más probable es que el inversor tratara de cerrar la operación con ambos con el fin de evitar quebraderos de cabeza posteriores. Pero no es el único escollo a salvar, ya que la respuesta urgente a determinadas deudas es en realidad el primer paso y desembolso que tendría que afrontar el interesado. Sobre todo la referida a los impagos de las nóminas de los jugadores del primer equipo, que durante los próximos días podrían iniciar el proceso pertinente para reclamar la carta de libertad. Sólo tienen opción de hacerlo diez.

Etiquetas
stats