Aguado y el reto de “llegar vivos” al final

Álvaro Aguado, en la Ciudad Deportiva | TONI BLANCO

Es un futbolista de Primera -fichó hasta 2023 por el Real Valladolid hace unas semanas- pero ahora forma parte de un equipo de Segunda que trata de evitar irse a pique hacia Segunda B. El fútbol es así. “Me quedan seis meses hasta que me vaya y ahora mismo me debo al Córdoba, que es el club que me ha dado la oportunidad de dar un paso importante en mi carrera deportiva”, ha dejado dicho en la sala de prensa el mediocentro Álvaro Aguado, ratificando su compromiso con un escudo que ahora vive una etapa alicaída.

Desde el arranque del campeonato está en puestos de descenso y eso “lo hace todo más difícil”, ya que “no se ven lo mismo las cosas si vas primero, quinto o más atrás”, ha dicho el jugador, que ha hecho un llamamiento a la “tranquilidad” porque el reto es “llegar vivo al final”. Se atrevió a rememorar los instantes de subidón de la pasada temporada, con una reacción memorable en la que él fue uno de los grandes artífices. De hecho, firmó el último gol de la temporada en El Arcángel ante el Sporting (3-0) en la apoteosis de una fiesta que, por desgracia, no tuvo continuidad.

El blanquiverde ha indicado que “entiende” el “malestar de la afición”, aunque insiste en que están “a dos victorias de salir de ahí”. “No podemos descentrarnos, porque esto es muy largo y debemos ir todos a una”, ha dicho. Aguado trata de ponerse ahora a punto después de casi dos meses lastrado por las lesiones. De hecho, sus percances físicos coincidieron en el tiempo con la llegada al banquillo de Curro Torres, un entrenador con el que “estamos super contentos”, ha dicho, subrayando su “buen feeling desde que llegó”, ya que se siente “muy identificado” con el fútbol que propone el de Ahlen, aunque confiesa que “no estamos sacando partido del todo a lo que él nos pide”.

“Hicimos méritos ante el Granada, aunque no estuvimos tan bien como el Tenerife”, ha manifestado, al tiempo que ha reconocido que al Córdoba le hace falta continuidad. Aún no han podido enlazar dos victorias en Liga en lo que va de curso, algo que complica mucho sus intentos de escapar de la zona baja de la clasificación. Aguado dice que, como grupo, son fuertes. “Lo bueno que tiene este Córdoba es que después de cada palo que nos llevamos sabemos sobreponernos”, ha explicado. Sin embargo, en los últimos partidos se ha producido una circunstancia que el jiennense achaca a “algo mental” porque “físico no es”: el Córdoba se adelanta en el marcador y termina perdiendo. Así ha sido en tres de sus cuatro últimas citas.

“Nos ha faltado madurar los partidos porque hacemos lo más difícil”, como es “adelantarse en el marcador”, pero luego todo acaba mal. “Nos afecta cuando nos hacen gol y eso debemos evitarlo y no perder nuestra personalidad”, ha dicho. Sobre el Almería, el adversario del próximo domingo en el Estadio de los Juegos Mediterráneos, explicó que “es un equipo difícil, como los que tenemos de ahora en adelante”, por lo que ha animado a “ir a por los tres puntos” sin “fijarnos en la clasificación”, porque solo hay que verlo como “una oportunidad más”.

Etiquetas
stats