Agreden a un árbitro de 15 años en un partido alevín

Un árbitro ayuda a un niño durante un torneo en El Arcángel | TONI BLANCO
La Delegación Cordobesa manifiesta su "repulsa más absoluta" | El colegiado fue golpeado por un entrenador del Calahorra

Un joven árbitro cordobés, de 15 años de edad, presentó una denuncia ante la Policía y un parte médico con los daños sufridos tras padecer una agresión en el partido Salvador Allende-Calahorra, de la cuarta división de alevines. El encuentro, disputado en las instalaciones de la barriada de Fátima por niños de 10 y 11 años, continuó hasta el final a pesar de que el árbitro fue golpeado por un entrenador del Calahorra, según explica en un comunicado la Delegación de Árbitros de Córdoba, que manifiesta "la repulsa más absoluta" por los lamentables hechos. El árbitro, al finalizar el partido, recibió atención médica por las lesiones y posteriormente acudió a la Comisaría para formalizar una denuncia, aunque finalmente lo hará el lunes debido a que es menor de edad y tenía que ir acompañado por su padre. En el transcurso del partido, el entrenador del citado equipo profirió insultos hacia el árbitro y, tras ser expulsado, le propinó un golpe en la mandíbula. El árbitro siguió dirigiendo el partido hasta el final a pesar de la tensa situación creada.

La Delegación, presidida en Córdoba por Pedro Ramírez Lara, resalta que el incidente resulta aún más penoso por ser la víctima "un joven árbitro de 15 años, un menor de edad". En el comunicado del organismo arbitral se señala a "un entrenador de la categoría 4ª Andaluza Alevín del club Calahorra CF" como autor de la agresión."Ojalá personas como ésta sean erradicadas del mundo del deporte, ya que con la acción cometida vemos el ejemplo que puede dar a los niños/as que están a su cargo", apunta el escrito de los árbitros, que piden "a todas las autoridades deportivas la mayor de las sanciones ya que, por otra parte, se ha efectuado la correspondiente denuncia en la comisaría de Policía".

Según se refleja en el acta del partido, redactada por el árbitro, "el entrenador del Calahorra CF, Don F.J.A.P. , antes del encuentro se dirige a mí en los siguientes términos: El tonto del árbitro éste es un hijo de puta. A mí nadie me llama la atención. ¿Sabes quién soy? Soy el sobrino de Rodri. No sabes el lío en que te estás metiendo, te van a expulsar de la Federación de Árbitros". En el informe arbitral, el colegiado explica que el entrenador del Calahorra "tras un golpe fortuito de dos jugadores de distintos equipos, un lance del juego, entra en el terreno de juego insultándome en los siguientes términos: Eres un tonto pollas, te voy a reventar la boca. Por mi madre que está bajo tierra qaue te voy a matar. A ti y a tus compañeros os reventaré la boca". Indica el árbitro en el acta que el citado entrenador estaba "en actitud agresiva y acercandose a mí, por lo que le comuniqué que estaba expulsado. Ante su expulsión su reacción fue aumentar su agresividad, hasta acercarse a mí y golpearme con su puño en mi cara, al tiempo que me gritaba: ¡Te tengo que matar! Teniendo que ser retirado por miembros del equipo local, ya que su intención era continuar agrediéndome. Una vez fuera del terreno de juego continuó diciendome: Ahora llama a quien te dé la gana, que me va a dar igual, hijos de la gran puta".

Después de quince minutos con el partido suspendido, se reanudó. Y los incidentes no se terminaron. Según refleja el acta del partido, "en el minuto 53, el delegado del Calahorra CF, Don F.J.C.C., invade el terreno de juego y se dirige a mí en los siguientes términos: No tienes ni puta idea, hijo de puta. Por lo que fue expulsado, pasando a ocupar su puesto Don S.A.R. En el minuto 65 el delegado del Calahorra CF, que estaba en la grada expulsado, invadió el terreno de juego dirigiendose hacia mí, en actitud agresiva y a la carrera, al tiempo que gritaba: Eres un cabrón, te voy a pisar la cabeza. A ti te tenían que tirar al río y no al del Deportivo, hijo".

Por su parte, el Sindicato de Árbitros reaccionó con duras críticas por la agresión a "un árbitro que es menor de edad, un chaval que solo quería arbitrar un partido y ha salido con una marca para toda la vida". La organización sindical de los árbitros de Andalucía, a través de su web oficial, expresó su deseo de que "el presidente de la Federación Andaluza de Fútbol salga a dar explicaciones de qué está pasando en su fútbol, en el que cada semana son muchos los árbitros que acaban en comisarías presentando denuncias por agresiones sufridas en los terrenos de juego en sus competiciones".

El sindicato le exige a Eduardo Herrera, presidente de la FAF, "que se implique en este problema", pues "no nos sirven las medidas impuestas contra grupos radicales en el fútbol profesional. Llevamos años sufriendo la violencia en el fútbol base y regional, el mismo tiempo que ustedes mirando a otro lado". "No es de recibo que se envíe a chavales a convivir con la agresión, a recibir un puñetazo en la cara durante un partido y seguir arbitrando. ¿Pero qué estamos enseñando? No es posible que un chico de 15 años tenga que sufrir todo esto, no es posible que miles de árbitros nos enfrentemos a esto cada fin de semana. Basta ya", finaliza.

Etiquetas
stats