Agné aprieta las tuercas en el Córdoba

Primera sesión de entrenamiento de Agné al frente del Córdoba | ÁLEX GALLEGOS

¿Día festivo? Pues sesión doble. Raúl Agné ha irrumpido en el Córdoba con un plan enérgico: doble sesión. La primera se desarrolló bajo el tibio sol de una matinal de San Rafael en Córdoba. Ya saben. Desayuno con jeringos y perol familiar hasta la caída del sol. Así fue para muchos, pero no para los futbolistas blanquiverdes. A ellos les tocó trabajar horas extras para recuperar un tono competitivo en la Segunda B, en la que partieron como favoritos y ahora andan metidos en líos. Agné ha entendido que no hay tiempo que perder y se ha notado en su primer día en la nómina del club. Aquí se va a sudar.

Después de una primera parte del entrenamiento en la que llevó la voz cantante el excordobesista Arnau Sala, el nuevo preparador -que había permanecido observando atentamente- tomó el mando de las operaciones en cuanto se colocaron las porterías para hacer un partidillo. Y ahí las correcciones fueron contínuas. "¡No hay actitud!", clamó a lo largo de una intensa práctica, en la que se dirigió de manera individual a los jugadores para reclamarles intensidad y movimiento en el campo. Se preocupó por la búsqueda de los desmarques, las combinaciones en carrera y las coberturas, afeando las búsquedas constantes de las acciones de uno contra uno. "¡Esto tiene que ser gol!", bramó Agné en una jugada clara ante la portería. Los problemas "de acierto" a los que aludió en su momento Enrique Martín Monreal están ahí.

Agné dirigió la sesión con sus ayudantes, Arnau Sala y el preparador físico Toni Masferrer. En el campo contiguo estuvieron el director deportivo Alfonso Serrano, el secretario técnico Pérez de Cózar y el responsable de las secciones inferiores, Rafa Herrerías. El lateral zurdo Jesús Álvaro, en pleno proceso de recuperación de su lesión muscular, se retiró del entrenamiento una vez iniciado y se quedó en la banda. No intervinieron los otros lesionados: Javi Flores, Chus Herrero, Xavi Molina y José Antonio González. Los cordobeses estuvieron ejercitándose al margen. También hubo presencia del filial con Samu, Veloso y Cambil.

Los jugadores se comportaron del modo típico cuando hay nuevo jefe. Hubo intensidad, incluso sobreactuación, para hacerse valer como piezas útiles en los nuevos planes. Que los habrá. Agné, sin embargo, vio que había que dar más. Ahora no queda más salida que poner las exigencias a la altura de los objetivos. Así que una vez concluida la primera parte del trabajo, el club anunció que habría una segunda. Intenso día de San Rafael.

https://twitter.com/Cordobacfsad/status/1187313184207716352?s=20

Etiquetas
stats