Adrián Gunino sigue en el barco de Primera División

Gunino, en el Córdoba-Murcia de Liga. FOTO: MADERO CUBERO
El lateral derecho uruguayo permanece en las filas del Córdoba como cedido por el Atlético Fénix con una opción de compra

Debutar en la máxima categoría del fútbol español será un objetivo cumplido para Adrián Gunino (Montevideo, 1989) en las filas del Córdoba, que ha anunciado la continuidad del lateral en calidad de cedido por el Atlético Fénix de su país. El zaguero diestro logró con los blanquiverdes su segundo ascenso a Primera en otras tantas temporadas. En la 12-13 lo hizo con el Almería, en el que intervino en 31 partidos. Al final del curso, sin embargo, retornó a su equipo de origen, donde apenas intervino. Llegó entonces el Córdoba, que le reclutó en el mercado invernal para reforzar su retaguarcia. El pelirrojo uruguayo terminó haciéndose con un sitio en la titularidad y fue clave en el once del ascenso con “Chapi” Ferrer.

Después de la tarde gloriosa en Las Palmas, se marchó. El Atlético Fénix volvió a ser su punto de destino, aunque esta vez la historia se tornó diferente. El Córdoba, muy interesado en su continuidad, aguardó el momento para negociar una nueva cesión. Las conversaciones cuajaron y Gunino se ha convertido en el séptimo refuerzo del Córdoba en su regreso, 42 años después, a la Primera División.

Gunino llegó a Córdoba para resolver un problema. El club, que la pifió en verano con el fichaje del holandés Jens Janse, tenía un agujero en el flanco derecho de la defensa. No le servía Edu Campabadal, joven formado en la cantera del Barcelona que había pasado por el Wigan y al que le venía algo grande el reto. Después de parchear con soluciones de urgencia, cambiando a hombres de puesto -ahí encasquetaron a Bouzón, por ejemplo-, el club decidió que tenía que tomar cartas en el asunto y captó en el mercado a un tipo con experiencia.

Adrián Gunino, que conocía la Segunda española tras su paso por el Almería -que no ejecutó la opción de compra que tenía sobre él tras al ascenso-, se convirtió en refuerzo. Era el enésimo préstamo de Gunino, que desde que inició su carrera en el histórico Danubio ha vivido una cadena de cesiones. Así, pasó por el Boca Juniors argentino y el Toulouse francés antes de ser fichado por el Atlético Fénix, que lo prestó al Almería y ahora, por partida doble, al Córdoba. La entidad blanquiverde se reserva una opción de compra. En el equipo de “Chapi” Ferrer fue un hombre fundamental, actuando los noventa minutos en todos los partidos de las últimas 12 jornadas de Liga y los cuatro de play off de ascenso. En el momento crucial de la competición, el zaguero uruguayo estuvo a la altura de las circunstancias.

Toda vez que Campabadal será cedido, aunque comenzará la pretemporada con el primer equipo, Gunino es el único lateral derecho específico de la plantilla del Córdoba. La opción de fichar a José Manuel Fernández, actualmente en el plantel del Zaragoza, sigue estando vigente.

Etiquetas
stats