Adiós casi definitivo a Uli Dávila y Pedro

.
Albert Ferrer asegura que “en principio no hay pensamiento de que puedan entrar” y no cierra las puertas a algunos descartados

Poco tiempo se mantuvo abierta la puerta para Uli Dávila. Como también parece estar cerrada para Pedro. La continuidad en el Córdoba tanto del mexicano como del alicantino se presenta este miércoles como una opción más que lejana. Así lo hizo saber Albert Ferrer en su primera comparecencia de prensa de la nueva etapa del conjunto blanquiverde. En el caso del autor del gol del ascenso en Las Palmas las cosas están todavía más claras, ya que el equipo tiene cubierto el cupo de plazas de futbolistas extracomunitarios, aspecto en el que falta que Gunino obtenga su visado. Estaba claro que, no obstante, y a pesar de que el atacante jalisciense mostrara en los últimos días su deseo por seguir en la disciplina califal, la vinculación de ambos con el club parecía improbable si se tenían en cuenta las incorporaciones que en la parcela ofensiva ya se habían realizado.

Si hace menos de 48 horas Uli Dávila expresaba sus ganas de jugar con la elástica del Córdoba la próxima temporada, e incluso su agente mantenía que las negociaciones seguían su curso, este miércoles todo cambió en ese aspecto. La reincorporación del mexicano resulta en estos momentos imposible, no sólo porque exista falta de acuerdo con el Chelsea. “Tenemos ya tres extracomunitarios. Si viniera Gunino, por tanto… El tema de Uli ha sido difícil por la negociación y no dependíamos sólo de nosotros y del chico, sino que había también un tercer club que es el propietario del jugador”, explicó Ferrer para añadir que “se ha intentado, pero al final no ha podido ser”.

Del mismo modo, el preparador catalán desveló que la situación de Pedro es similar. “Ha pasado también lo mismo. Han sido los típicos problemas de renovación, que al final no se han acabado de desatascar y nos ha hecho acelerarnos en los fichajes en esa parcela. No podemos esperar”, expuso al respecto. Porque otra realidad es que el Córdoba se ha movido rápido en materia de refuerzos en la zona de vanguardia, en la que ha sumado a bastantes efectivos. Con todo, el técnico afirmó no saber si “es definitivo” que tanto Uli Dávila como el jugador de Aspe hayan desaparecido de los planes del cuadro califal. Eso sí, apostilló que “en principio no hay pensamiento de que puedan entrar” en la plantilla.

Precisamente en materia de fichajes, Ferrer destacó que la confección del equipo a estas alturas esté tan avanzada. “Es lo que cualquier entrenador pediría. Llevar dos días y tener el 80 o 90 por 100 del grupo es importante, porque puedes entrenar aspectos tácticos”, argumentó antes de agregar que “el club ha hecho un esfuerzo bueno”. “Nos da mucha tranquilidad y nos hace adelantar el trabajo. Casi todo el volumen lo podemos hacer ya”, concluyó. También advirtió de que “falta alguna pequeña incorporación”, sobre todo en la zona de retaguardia, de forma que apuntó que “defensas hay que traer, porque es la línea que puede haber alguna incorporación”. “Se está trabajando en ello”, finalizó. Por cierto, también comentó que actuó en la llegada de los nuevos jugadores blanquiverdes: “He participado en la elección, si bien había consenso y entre todos hemos hecho un estilo de jugador y no ha habido ninguno que se haya fichado y no estuviera de acuerdo”.

En último lugar, y todavía en relación a la configuración del plantel, el técnico no cerró la puerta a los descartados, de los que Nieto y Samu de los Reyes no sólo trabajan con el resto el equipo en el inicio de la pretemporada, sino que además viajarán a la concentración de Marbella. “Siempre hay posibilidades de que se ganen el puesto. Haces una planificación, pero… se podrían quedar”, señaló en ese sentido. La situación de Joselu y Juanlu parece estar más clara, ya que ni entrenan ni lo harán en la localidad de la Costa del Sol con la elástica blanquiverde.

Etiquetas
stats