Adiós a 2018 a la carrera y con sonrisas

Corredores en la última edición de la San Silvestre Cordobesa | TONI BLANCO

Viandas, bebida, dulces y uvas. Todo está preparado en cada hogar de Córdoba, así como de cualquier otro punto de España, para decir adiós a 2018 y dar la bienvenida a 2019. Mientras la mayoría de las miradas apuntan al famoso reloj de Las Tendillas, en la capital también aguardan el 31 de diciembre con la vista en el Parque Figueroa. No son pocos además los que lo hacen, unos con zapatillas y ropa al uso y otros, con lo primero pero con algún disfraz preparado. Porque el último día del año lo es también el mismo en que la ciudad acoge una de sus citas atléticas con mayor tradición. Se trata de la San Silvestre Cordobesa, que como marca la costumbre se celebra el lunes para cerrar una etapa e inmediatamente abrir otra. El mencionado barrio espera con ánimo festivo a la última prueba del Circuito Cordobés de Carreras Populares, cuyo comienzo está fijado a las 15:15 con la disputa de la primera competición de base.

Adiós a 2018 a la carrera y con sonrisas, como siempre. Tanto la despedida deportiva del año en la ciudad como el broche al Circuito Cordobés de Carreras Populares lo pone de nuevo la San Silvestre Cordobesa, que esta vez alcanza su trigésimo sexta edición. La carrera es el punto culminante a una intensa actividad atlética y además una ocasión para disfrutar a todos los niveles, puesto que ésta goza de un ambiente festivo en cada una de sus celebraciones. Por este motivo no es sólo reclamo para los corredores sino también para el público que, sobre todo en los últimos precedentes, se reúne de manera numerosa en las calles del Parque Figueroa. Es allí donde tiene lugar, con salida prevista en la avenida del Mediterráneo.

El evento va a arrancar a las 15:15 con la carrera de alevines y benjamines, mientras que media hora después (15:45) va a ser turno para infantiles y cadetes. En cuanto a la prueba reina, su pistoletazo de salida va a ser a las 16:30. A dicha hora cientos de atletas -y algún millar- van a tomar parte de una competición que es más que eso, es una auténtica fiesta del deporte. Tras dejar atrás la mencionada avenida del Mediterráneo, cada uno de los participantes va a tener que completar un circuito urbano de 10.000 metros. La meta va a estar situada, como es habitual, en la plaza de la Marina Española. Éste es el punto exacto donde definitivamente tanto la capital como la provincia despiden el año a la espera del siguiente en materia deportiva.

La carrera, una de las clásicas del calendario cordobés, busca vencedores para su trigésimo sexta edición después de que en la anterior se impusieran Miguel Espinosa y Marta Polo. El primero se impuso en la general masculina con un tiempo de 32:03. Su victoria fue milimétrica, ya que Francisco Ponce acabó segundo con una marca de 32:04. Raúl Espejo completó el podio al detener el reloj en 33:21. Mientras, Polo se hizo con el triunfo en féminas con un crono de 38:12. Su ventaja fue mayor, puesto que tras ella concluyó Carmen Rodríguez con un registro de 39:24. Mari Carmen Mayorga fue tercera al terminar su participación en 39:39.

Etiquetas
stats