Adesal: como siempre y como nunca

Presentación de los equipos del Adesal en La Fuensanta | TONI BLANCO

En su hogar, La Fuensanta, y con el espíritu indomable que le ha caracterizado desde que vio la luz, el Adesal celebró con un acto protocolario el inicio de una temporara que se avecina repleta de desafíos. Ante los demás y ante sí mismo. Es un curso de encrucijada para el máximo representante del balonmano femenino cordobés, cuyo primer equipo volverá a competir en la División de Honor B. Fue un aspirante claro al ascenso a la máxima categoría en los dos últimos años. Ahora, después de una profunda remodelación -sus principales pilares deportivos se marcharon hacia otros rumbos profesionales-, mira de frente la Liga 18-19 con la idea de defender un proyecto que debe cimentarse, sin más remedio, en el producto local.

El club que dirigen Paco Castillo y Rafa Moreno enseñó sus poderes deportivos. Estuvieron las chicas de las categorías base y también el plantel que dirige, un año más, el exinternacional cordobés Paco Bustos. El ex del FC Barcelona y Prasa Pozoblanco, entre otros clubes, tiene entre sus planes el promocionar a las jóvenes de la casa y, al mismo tiempo, mantener un tono competitivo para moverse en las posiciones nobles de su categoría.

Las cordobesas competirán en el Grupo D, junto a Academia Óptima Rincón Dental Málaga Norte, BM Pozuelo, BM Leganés, Salud Tenerife, Santa Gadea Sport BM Sanse, Universidad de Granada, Getasur, UCAM Balonmano Murcia, Ikersa Urci Almería, Fuengirola Un Sol de Ciudad, BM Roquetas, BM Bolaños y Base Villaverde Madrid. Este domingo, las 13:00, iniciarán la temporada oficial en su pabellón recibiendo en la primera jornada al Getasur. Lo harán con la moral incentivada después de haber conseguido el pase a la fase final de la Copa de Andalucía, después de remontar en cancha contraria ante el Universidad de Granada.

La alcaldesa de la ciudad, Isabel Ambrosio, respaldó con su presencia en las instalaciones de La Fuensanta la puesta de largo de un club emblemático, firmemente enraizado en un barrio que lo ha adoptado como un sello de identidad. El Adesal ya está listo para volver a volar después de un verano complicado, en el que la lucha por conseguir vías de financiación para sostener el proyecto quitó muchas horas de sueño a sus promotores. La aventura sigue, con más dificultades que nunca pero con la ambición de siempre.

Etiquetas
stats