El Adesal sigue perdiendo altura

.

Los problemas se pagan. El lastre que lleva arrastrando el Balonmano Adesal durante las últimas semanas sufrió un nuevo capítulo con la dolorosa derrota en la cancha del Ikersa Urci Almería (23-19), rival directo en el pelotón destacado del Grupo D de la División de Honor Plata Femenina, y que le hace además seguir perdiendo vida en la clasificación. La baja de la chilena Valentina Sepúlveda, la mejor jugadora del cuadro cordobés, ha supuesto un handicap muy difícil de superar, lo cual se vio reflejado sobre la Pista Cubierta Miramar de Adra. El conjunto fuensantino aguantó la pelea durante los primeros compases de juego, en el que la igualdad en el electrónico estuvo siempre presente. Eso sí, las almerienses llevaban la voz cantante, aunque la distancia no superaba apenas el gol de diferencia.

El acierto coral de las locales fue clave para marcar la superioridad, ya que el esfuerzo de las de Paco Bustos duró lo que que tardó el duelo en reanudarse tras el tiempo de descanso. El potencial de Alicia Torres y Lucía Vacas, ambas con cinco dianas, no fue suficiente para aguantar las embestidas almerienses durante todo el encuentro. Del 13-13 del minuto 35 se pasó al 16-14 en el 40. Esos dos goles de ventaja terminaron de hundir la moral cordobesa, que intentó un último esfuerzo por igualar la tornas, aunque la inercia ya estaba claramente decantada.

Los últimos diez minutos fueron casi un monólogo local, ya que éstas consiguieron marcharse ya hasta los cuatro de diferencia, en un tramo de gran inspiración por parte de Leticia Romero y Leticia Guerrero en el Urci Almería. El marcador no volvió a variar hasta el pitido final, al que se llegó con el resultado de 23-19, que supone la tercera caída consecutiva del Adesal.

Etiquetas
stats