El Adesal se deja el alma en la pista antes de decir adiós

Lance de un partido del Adesal en la presente temporada. FOTO: MADERO CUBERO
El conjunto cordobés desciende en la División de Honor Femenina de balonmano tras caer ante el potente Rocasa (31-28)

La presión era fuerte. Y la calidad del rival, incuestionable. Ni siquiera dependía de sí mismo. El Adesal necesitaba una hazaña heróico, unos resultados favorables en cancha ajena y una dosis de suerte extra. Era demasiado. Pero lo intentó con todas sus fuerzas y se dejó el alma en la pista hasta el último día.

Tenía que ganar el Adesal y que perdiera el Castelldefels en A Guarda, en el que sólo habían ganado los grandes Bera Bera y Alcobendas. Sin embargo, no se dio ninguno de esos escenarios porque el Rocasa dignificó la competición y cumplió con la lógica venciendo al equipo de La Fuensanta. Y así se consumió una bonita aventura de un club de barrio que fue capaz de introducirse en la elite. Porque el Adesal perdió la categoría y ahora tendrá que empezar un nuevo proyecto.

En parte, se podría resumir el partido en que a las jugadoras de Rafael Moreno les pudo la presión en el tramo definitivo. Aunque lo cierto es que salida estuvieron bien. Intensas y demostrando que se jugaban los puntos, independientemente de que tuvieran que esperar el marcador. Inés Hernández estableció las bases para que el Adesal se escapara con un esperanzador 2-4.

Pero esa alegría duró poco. Porque llegaron pérdidas de balón que propiciaron nervios e inseguridades. Mientras, el Rocasa, con muy poco, empataba, igualaba y hasta discutía alternativas en el marcador, que no las hizo efectivas hasta el minuto 15. Con el 8-7, las canarionas empezaron a volcar el partido a su favor. Y eso empezó a condicionar al Adesal, cuyo único consuelo era que seguía estando muy cerca de su adversario. Porque las distancias eran cortas y era su argumento de cara a una segunda parte a la que llegó con 15-13.

Pero ahí el Adesal no fue capaz de remontar el vuelo. Siempre a remolque, porque incurrió en demasiadas pérdidas de balón y eso le llevó al nerviosismo. Casi sin querer, el Rocasa abrió hueco en el marcador. Mucho, demasiado. Y eso que Rafael Morenotrató de pedir dos tiempos muertos casi continuados para frenar la hemorragia.

Llegó un momento de ilusión con el 24-23, pero entonces la dirección de María Luján hizo el resto. La losa fue mayor para un Adesal que terminó por verse hasta con cinco goles de desventaja. Sacó su orgullo y dejó el 31-28 final. Insuficiente y más al comprobar que el Castelldefels se guardó el mejor resultado del año para el último partido.

FICHA TÉCNICA

ROCASA, 31: Adriana, Arabia (3), Davinia López (4), Haridian (6), Melania Falcón (8), Almudena y María (2) -siete inicial-, Bintau (2), María Luján (2), Tiddara (2), Toscano (2) y Silvia Navarro (p).

ADESAL, 28: Patricia Amieva, Inés Hernández (9), Paula Valdivia (4), Yacaira Tejeda (5), Alba Sánchez (3), Bea Puertas (5) y Leire Blázquez -siete inicial-, Azahara Barea (1), Arantza Marín (1), Valeria Flores, Cristina Santiago y Meriem Ezbida (p).

ÁRBITROS: Raluy y Sabroso. Excluyeron por las locales a María (2) y a Inés Hernández (2) y Bea Puertas, por las visitantes.

PARCIALES: 2-4, 5-6, 8-7, 10-9, 13-11, 15-13 (descanso); 18-15, 19-17, 22-20, 25-23, 29-25 y 31-28 (final).

INCIDENCCIAS: Antonio Moreno. 100 espectadores. Vigésimo sexta jornada de Liga de la División de Honor Femenina de balonmano.

Etiquetas
stats