Abonados al 'low cost'

Los poderes del Cajasur Córdoba Balonmano | TONI BLANCO
Ya se han puesto en marcha las campañas de socios de varios clubes de la provincia | Los de fútbol sala y balonmano han sido los primeros en sumarse a estas iniciativas con precios baratos

Aún queda tiempo por delante para el inicio de las ligas en las diferentes disciplinas en las que, al margen del fútbol, Córdoba tendrá representación. A pesar de competir casi todos ellos en las categorías nacionales de referencia, su estatus de deportes minoritarios les obligan a hacer miles de cábalas económicas para salir adelante. En la mayoría de los casos, los clubes se convierten en grandes familias en las que todos reman en la misma dirección, poniendo el mayor empeño posible a pesar de las escasas herramientas de trabajo.

Sin duda, una de las principales estrategias para la supervivencia de un club es el apoyo de la afición. La necesaria búsqueda de un graderío que roce la centena o varias decenas a precio de coste para el espectáculo que se ofrece. Se abren así campañas de abonados low cost que pretenden hacerse con esa pequeña masa social que les de alas en ese desierto en el que malviven multitud de equipos de primerísimo nivel, mediante carteles puramente caseros en los que el sentimiento y el entorno familiar son los grandes aliados.

Algunos de los primeros clubes cordobeses que ya se han movido para atraer de nuevo a su público son los de fútbol sala. En concreto, tres de los representantes que competirán el próximo curso en Segunda División B llevan semanas propagando sus actos de captación. En concreto, el CD Bujalance ha sido uno de los más originales utilizando un vídeo difundido por sus redes sociales con imágenes del equipo y apelando al lema “volveremos a ser grandes”. El Lucena Fútbol Sala opta por un tradicional cartel en el que disfrutar por dicho deporte prima por encima de todo, mientras que el Villa del Río ha sido el que ha reducido más el precio de los tres y se presenta únicamente con una pregunta clásica: “¿Te lo vas a perder?”.

Por su parte, el principal referente del balonmano en la provincia, el Ángel Ximenez de Puente Genil, de la Liga Asobal, alude al lema “más ilusión que nunca” mostrando en un cartel a unos de sus componentes en pleno partido. El Cajasur Córdoba BM también recoge la figura de uno de sus pupilos en mitad de la Judería optando por el tradicional “orgullo granate”.

En baloncesto, el único que se ha pronunciado sobre su próxima campaña de abonados ha sido el Cordobasket, nuevo máximo representante en la Liga EBA, aunque simplemente se han dedicado a anunciar que próximamente estará disponible.

No verán largas colas como en El Arcángel ni potentes campañas de captación de socios con grandes equipos de marketing. La ilusión es el principal aliciente en estos casos para clubes que prácticamente sobreviven temporada tras temporada. Seguiremos viéndolo. Y seguirán buscando su trocito del pastel. Abonados al low cost.

Etiquetas
stats