Vicente Amigo homenajea a Paco de Lucía con 'Réquiem'

Concierto de Vicente Amigo por el 30 aniversario del Gran Teatro | MADERO CUBERO

Poco a poco, los seguidores del guitarrista Vicente Amigo y amantes de la música van descubriendo qué se esconde tras Memoria de los sentidos, el último disco del artista. Y es que, tras la publicación de una de las canciones del nuevo álbum -Amoralí-, Amigo ha hecho lo propio con otro tema: Réquiem. En este caso, el guitarrista ha querido recordar en su último álbum al fallecido Paco de Lucía.

En este nuevo tema, Amigo no ha estado solo ya que lo han acompañado Miguel Poveda, Niña Pastori, Arcángel, Rafael de Utrera y Pedro el Granaino. El sonido de las campanas abre esa muestra de veneración que despide Memoria de los sentidos. No es un tributo cualquiera: es el del alumno a una figura determinante de la guitarra flamenca moderna, un artista con el que desarrolló no sólo una estrecha colaboración profesional, sino también una profunda amistad.

Memoria de los sentidos saldrá a la calle el próximo sábado 24 de febrero. Este disco será el octavo álbum de estudio de su carrera. En él, Amigo, reúne a un destacadísimo elenco de artistas flamencos de primera fila como son Potito, El Pele o Miguel Poveda. Amoralí abre el repertorio como una declaración de intenciones. Suenan la guitarra, el cajón y las palmas, Amigo recita con sus cuerdas y Potito se incorpora después para subir la tensión del tema. Sin aditivos instrumentales, la guitarra siempre al mando, el tocaor sevillano criado en Córdoba intercala temas instrumentales como Sevilla con el cante de El Pele (La fragua), Pepe de Pura (Plaza de las Sirenas), Miguel Poveda (Tientos del candil) y Pedro el Granaino (Las cuatro lunas).

Después de haber recibido la Medalla de Oro al Mérito a las Bellas Artes, Amigo regresa con su álbum casi cuatro años después de la publicación de Tierra, un proyecto en las antípodas de esta Memoria de los sentidos. Era aquél un disco diferente, global, el más novedoso e internacional de su carrera. En él, el guitarrista flamenco abrió la ventana a su música de la mano del productor británico Guy Fletcher y se fue a grabar a Londres con músicos de Dire Straits, de Mark Knopfler o de Capercaillie, para conectar el flamenco con músicas de distinto signo.

Etiquetas
stats