La versión española de 'Intocable' se estrena en el Teatro Góngora antes de girar por toda España

Imagen promocional de la obra 'Intocable'.

Es la segunda película francesa más taquillera de la historia; le cayeron decenas de premios y nominaciones en Francia y el resto del mundo; tuvo una versión hoollywoodiense protagonizada por el actor de Breaking Bad; y ahora Intocable llega al teatro en España, y se estrena, bajo el nombre de Intocables, a nivel nacional este viernes en el Gran Teatro de Córdoba.

En esta versión escénica, producida por AdosTeatroa y Pentación, los dramaturgos Garbi Losada y José Antonio Vitoria parten de la vida del conde Philippe Pozzo di Borgo, autor del libro Le Second souffle, tetrapléjico desde 1993 (por un accidente de parapente) y su relación con Abdel Yasmin Sellou, inmigrante con antecedentes penales que entró a su servicio como asistente a domicilio, quien es autor del libro autobiográfico Una amistad improbable. La historia real la adaptaron al cine Olivier Nakache y Eric Toledano, y la protagonizaron François Cluzet y Omar Sy.

En la versión teatral, Roberto Álvarez se pone en la piel del primero, y Jimmy Roca en la piel del segundo. Y ambos han presentado este jueves la adaptación. Álvarez ha señalado que la principal dificultad de este trabajo es, a la vez, un motivo de relajación. "Durante 90 minutos no puedo mover un dedo de la mano", ha bromeado el actor, preguntándose "¿qué pasa si te pica la nariz?".

Para Álvarez, ha sido una experiencia más sencilla de lo que parecía a priori. "Estás en una situación en la que solo puedes expresarte con la cabeza, y con eso ya tienes hecha la mitad del personaje. Además no tienes que estar pendiente de cuando entrar y salir. A mí me llevan", remata el intérprete, que apunta como principal reto el poder expresar las emociones de "un hombre sufriente". Porque, Felipe, su personaje, es una persona que "no siente nada pero sufre mucho", y que "siente lo que se llama dolor fantasma".

Su contraparte la presta Jimmy Roca, que interpreta a Driss, "una persona que viene de la calle, ha estado en la cárcel y no tiene nada que ver con Felipe". Roca reconoce que el papel es un regalo envenenado. "Tienes la responsabilidad de que todo el mundo ha visto la película, así que tienes que pensar que el teatro es otro lenguaje", reflexiona el actor, que remarca que, afortunadamente, la de Intocables es "una historia universal".

Los adaptadores, Garbi Losada y José Antonio Vitoria, han querido guardar el secreto sobre la escenografía de la obra, que va a permitir al espectador conocer "visualmente el interior del alma y la cabeza de los personajes". El resultado se podrá ver este viernes en el Teatro Góngora a las 20:30 y, aunque pocas, todavía quedan algunas entradas.

Etiquetas
Publicado el
11 de abril de 2019 - 16:37 h
stats