De cómo la UNED dio una segunda oportunidad a varias generaciones

Presentación del trabajo sobre la UNED.
El director durante casi 30 años de la Universidad Nacional de Educación a Distancia en Córdoba, José Camero, publica una retrospectiva sobre la labor de este centro en la provincia

"Lo que siempre me ha llenado de satisfacción es que muchas personas que no pudieron estudiar en su momento, vieron la puerta abierta a la Universidad gracias a la UNED para realizar lo que antes no pudieron hacer". Son palabras de José Camero, el que ha sido director del centro de la Universidad Nacional de Educación a Distancia en Córdoba desde 1985 hasta inicios de 2014, un período sobre el que ahora echa la vista atrás y publica un libro sobre la experiencia vivida.

XXV Aniversario de la UNED en Córdoba 1985/2010 es el título de esta publicación que refleja la vida de la sede universitaria a distancia en la ciudad y también en la provincia, con sedes comarcales en Cabra, Puente Genil y Pozoblanco. Camero recuerda cómo la apertura de estos centros supusieron "acercar la labor de la UNED a todos los rincones de la provincia" y, l igual que en la capital, ofrecer una segunda oportunidad a quienes en su juventud no habían podido estudiar por motivos distintos.

"Tanto para su enriquecimiento personal y cultural como para labrarse su promoción profesional y personal", cuenta Camero, el alumnado de Córdoba y su provincia que pasó por la UNED copó el Curso de Acceso a la Universidad para mayores de 25 años, abriendo así esa puerta, esa segunda oportunidad, a quienes antes no pudieron tomar el camino de los estudios universitarios.

Junto a ello, el libro recuerda los títulos más demandados al principio en la Universidad a Distancia: Derecho y Psicología, para abrirse paso con los años las carreras de Ciencias Económicas, Pedagogía, Ciencias Políticas, Sociología y las relativas a las Humanidades. Unos años en los que el centro de la UNED en la capital cordobesa tuvo un peregrinaje que llevó su sede desde la primitiva Universidad Laboral a los Colegios Mayores de La Asunción, para pasar después a la calle San Felipe, posteriormente a la calle Caño y, finalmente, a su actual sede en la Plaza de la Magdalena, "donde queremos y esperamos quedarnos", apunta el que fuera su director.

José Camero explica que, en su recuerdo y ahora en este libro, destaca "la importante acogida que tuvo la UNED en la provincia cordobesa y el apoyo que mantuvo siempre de instituciones y de los medios de comunicación". Apoyo y adhesión que, ya viendo el centro desde un segundo plano, considera que ha tenido en estos años y mantendrá en el futuro. Un dato lo avala: desde su nacimiento, "han ido creciendo tanto los alumnos como el profesorado de la UNED" en Córdoba, donde actualmente hay 3.000 personas matriculadas para cursar sus estudios universitarios y unos 90 docentes.

Etiquetas
stats