Tres de los siete grandes conciertos del Festival de la Guitarra tendrán que ser internacionales

Concierto de Kiss en Córdoba | MADERO CUBERO

El Ayuntamiento de Córdoba ya tiene listo el contrato por el que se externalizarán los siete grandes conciertos del Festival de la Guitarra del año 2021, y que establece la obligatoriedad de que tres de estos recitales sean por parte de artistas internacionales y con exclusividad en la provincia de Córdoba durante el próximo año.

Es una de las cláusulas que incluye la memoria de este contrato, que se vota esta semana en el consejo rector del Instituto Municipal de Artes Escénicas (IMAE), el órgano que gestiona los teatros municipales y la programación del festival, que cumplía este 2020 su 40 edición, pospuesta a 2021 por la pandemia. Sin tener claro si esta propuesta saldrá adelante, pues el representante de Vox en el consejo rector no se inclinaba a apoyar la externalización del servicio, el documento ya se ha enseñado a la prensa, acompañado del informe jurídico que elimina cualquier reparo que hubiera sobre su legalidad.

Del análisis de la memoria se extrae que la empresa licitadora deberá presentar una propuesta de programación que incluya cinco conciertos en el recinto del Teatro de la Axerquía (con aforo de 3.500 localidades) y dos conciertos en lo que se ha llamado Escenario 0, es decir, con aforo mínimo de 9.000 localidades, ya sea al aire libre o en La Plaza de Toros, por ejemplo.

En un escenario de normalidad y sin medidas restrictivas, se establece que, de los cinco conciertos en La Axerquía, dos deben ser de artistas internacionales, y de los dos conciertos en el Escenario 0, uno debe ser internacional. También se establece que ninguno de los artistas pueden participar en un festival en Córdoba durante el próximo año si resulta elegido como adjudicatario. Y tampoco podrá faltar, al menos, una figura de nivel internacional de la guitarra.

También obliga a presentar una oferta con variante o alternativa para un escenario con medidas sanitarias que solo permitan eventos al aire libre con aforo no superior a 2.000 espectadores. Para esta posibilidad, se deberá mantener el programa de conciertos en el Teatro de La Axerquía, y el licitador puede optar por hacer 2 conciertos en el Espacio 0 con el aforo permitido o trasladar esos conciertos en el Teatro de la Axerquía, uno de los cuales tiene que ser con artista internacional y exclusivo. En ningún caso, ante el recrudecimiento de las medidas sanitarias, se podrá solicitar indemnización alguna al IMAE.

La puntuación máxima para la oferta más baja

La propuesta de programación será el activo que más se valore (con 40 puntos), si bien casi con la misma importanca (35 puntos) se otorgará la puntuación máxima a la empresa haga la oferta más baja. También se valorará en tercer lugar el plan de comunicación de los conciertos de gran formato y las redes sociales del festival.

Para la empresa adjudicataria el premio estará en la taquilla, de la que el IMAE también se llevará un porcentaje importante. Para ello, el contrato establece distintas escalas. Así, en un concierto de menos de 2.000 espectadores en el Teatro de la Axerquía, la empresa se quedaría con el 75% de la taquilla. Entre 2.000 y 2.500 espectadores, con el 20 por ciento; entre 2.500 y 3000 asistentes, con el 40 por ciento; y de 3.000 a 3.500, con el cuarenta por ciento.

Por otro lado, en los conciertos de más de 9.000 espectadores, la empresa se llevaría el 75% de la taquilla entre la entrada 1 y la entrada 4.000; el 10% de

4.000 a 5.000; el 20% de 5.000 a 6.000; el 25% de 6.000 a 7.000; el 30% d 7.000 a 8.000; el 35% de 8.000 a 9.000 y el 40% si se sobrepasan los 9.000 espectadores.

La licitación incluye también la producción de los conciertos, desde la contratación del servicio de iluminación, sonido y backline, a la asistencia técnica, porteros, seguridad servicio de barras y todos los servicios necesarios para estos siete eventos.

El Informe Jurídico considera que el presupuesto se adecúa a los precios de mercado

Por su parte, el informe jurídico certifica que el presupuesto del contrato “se adecúa a los precios de mercado”. Además, considera prudente que los licitadores realicen una proposición que atienda a una oferta base y a una oferta alternativa (variante), esto es, la correspondiente a una situación de normalidad y la considerada en caso de que las autoridades competentes mantengan o establezcan medidas restrictivas.

Por lo tanto, se autoriza el pago de la cuantía de 1,5 millones de euros (IVA incluído) por todos estos servicios para el próximo año. “No obstante, al tratarse de un contrato de tramitación anticipada, queda subordinado al crédito adecuado y suficiente que para el ejercicio 2021 autorice el respectivo presupuesto”, explica el informe jurídico, que añade que el contrato puede ser perfectamente prorrogado por los dos siguientes años.

Etiquetas
stats