Estos son los conciertos de la Noche Blanca más vanguardista

José Mercé en un concierto en Córdoba | MADERO CUBERO

Once ediciones cumplirá este sábado La Noche Blanca del Flamenco, el gran evento cultural de la ciudad de Córdoba en la última década y casi un oasis en la programación cultural surgida desde el Ayuntamiento durante los duros años de la crisis. Una cita con el flamenco que ya ha sobrevivido a tres equipos de gobierno distintos, a distintas ocurrencias, a recortes presupuestarios, a críticas de puristas y público general, pero que nunca había jugado la carta de la vanguardia tan a las claras como este año.

Y hablamos de un festival flamenco que solo dos años después de arrancar plantaba a Enrique Morente, el emblema de la vanguardia del duende, en la Plaza de las Tendillas. Ni aun así ha jugado tan a las claras esta cita como en su undécima edición, en la que cuenta con hasta tres emblemas del flamenco contemporáneo como Alba Molina, Rocío Márquez y Niño de Elche. Junto a éstos, un cartel con leyendas y nombres consagrados como Antonio Canales -uno de los pocos bailaores veteranos que faltaba por taconear en esta cita-, José Mercé, Diego Carrasco o el Capullo de Jerez.

El teniente de Alcalde de Cultura, David Luque, ha afirmado que el de este año es un programa que “ha mirado a todos los públicos” y que va a seguir la senda del cambio hacia una escucha más reflexiva de los conciertos iniciado el año pasado, cuando, programando distintos espectáculos simultáneos y dispersándolos por la ciudad y los barrios se logró evitar las aglomeraciones.

“El año pasado nos quedamos muy contentos y lo importante es que se pueda ver flamenco y no que la Noche Blanca sea lo que es, y no un evento de ocio y gastronomía”, ha manifestado el responsable de Cultura en el Ayuntamiento. A falta por ver la respuesta de público, la oferta de esta undécima edición tiene cuatro grandes rasgos y es la siguiente:

El flamenco sinfónico y los talentos de la tierra

La Noche Blanca se abre con la actuación del guitarrista malagueño Daniel Casares acompañado de la Orquesta de Córdoba en la Plaza de las Tendillas. Casares, el guitarrista más joven en ganar Bordón Minero de la Unión, presenta en Córdoba su primera obra escrita para orquesta, La Luna de Alejandra y también todo un clásico como El Concierto de Aranjuez de Joaquín Rodrigo. Será a las 22.30 horas.

No será éste el único espectáculo sinfónico de este año. A las 23.00 horas, en la Plaza de La Marina, los cordobeses Alfonso Linares y Miguel Linares presentan su sexteto y la obra de flamenco sinfónico Origen, con el que, según ha detallado la organización, se “mostrará la esencia y verdad de un pueblo que hizo de la manifestación artística su seña de identidad”.

A la misma hora de este espectáculo, pero en la Plaza del Jazmín del Barrio de Fátima, llegarán a la Noche Blanca los aires flamencos de la Peña Flamenca Femenina de Huelva, que presentará su espectáculo Mensajes que son sentencias, un show lleno de fandangos, el cante onubense por excelencia.

También a las 23.00 horas, pero en el Patio de San Basilio, tomarán el escenario dos Premios Nacionales del Concurso de Arte Flamenco de Córdoba en las categorías de cante y baile: El bailaor Rafael del Pino Moreno “Keko” y el cantaor David Palomar. Serán dos pases distintos, uno para el baile y otro para el cante, en uno de los marcos más flamencos del festival.

La danza de la Noche Blanca

El gran nombre de esta edición dentro de los espectáculos programados de danza flamenca ha de ser a la fuerza Antonio Canales, acaso una de las pocas leyendas que no había debutado en esta cita. Este año, por fin lo hará. Su aparición será a las 1.30 horas en el Compás de San Francisco, junto a la bailaora Carmen 'La Talegona', con quien presentará su espectáculo Soleado, que define como “una oda flamenca” a Andalucía y sus sentimientos hacia esta tierra.

Un poco antes, a la media noche en la Torre de la Calahorra, otro Premio Nacional de Danza, Isabel Bayón presentará Lo Esencial, una obra concebida para espacios íntimos con la que hace un recorrido por el abecedario flamenco, desde cantiñas a martinetes, tangos, abandolaos, tientos o malagueñas. Bayón, coreógrafa, docente y creadora, es una presencia destacada en el mundo de la danza española y en los últimos tiempos ha colaborado entre otros con el sevillano Israel Galván.

La vanguardia y la fusión contemporánea

Otro de los colaboradores habituales de Israel Galván que pasará este año por la Noche Blanca es uno de los nombres más controvertidos de la música española -flamenca e independiente- de los últimos años, Francisco Contreras, Niño de Elche. Contreras llega a la cita flamenca por excelencia en Córdoba para presentar su último disco, toda una declaración de intenciones titulada Antología del Cante Flamenco Heterodoxo, que supone una obra experimental transgénero por la que ha recibido críticas y alabanzas. Su concierto será en el Centro de Creación Contemporánea de Andalucía (C3A) -uno de los nuevos espacios de esta edición- a las 0.00 horas.

Con una trayectoria también osada aunque no reñida con la tradición, la cantaora onubense Rocío Márquez debuta también este año en la Noche Blanca y lo hace en uno de los espacios más espectaculares del festival, la Mezquita-Catedral. La voz clara de esta artista se escuchará en formato de recital flamenco con la obra Romance a Córdoba, con cantes de Pepe Marchena y otras canciones que Márquez lleva a su terreno. Será a las 0.30 horas en el Patio de los Naranjos.

E igual de emblemático es el escenario en el que actuará y cerrará esta Noche Blanca la cantaora Alba Molina, quién junto al guitarrista Joselito Acedo, presentará en la Noche Blanca su espectáculo-homenaje Caminando con Manuel, una oportunidad de bucear en el legado del gran Manuel Molina, y que incluye un repertorio que va desde Smash, banda sevillana pionera del rock andaluz, hasta sus canciones con Lole y en solitario.

Además, como cada año, el riesgo y la fusión estarán presentes en el concierto que ofrece Casa Árabe, y que este año lo impartirá Ali Khattab Trío a las 1.30 horas en la Plaza de La Corredera. El egipcio Ali Khattab es un enamorado de la guitarra flamenca y la ha confrontado con sus raíces árabes en varios discos y en conciertos a lo largo de todo el mundo. Su concierto de este sábado será una nueva oportunidad de indagar en las raíces -y quizá también el futuro- del flamenco.

La fiesta del flamenco

También en la Plaza de la Corredera vuelve a Córdoba uno de los pesos pesados de la Noche Blanca, el jerezano José Mercé. Se trata de un artista clave de la música española, que ha trascendido fronteras y que ha llevado su música a una audiencia mundial. En su vuelta a la Noche Blanca del Flamenco de Córdoba, repasará los palos más conocidos del género en un formato a la antigua usanza de guitarra, cajón, palmas y toda la amplitud de su voz. Será bien entrada la noche, a las 2.30 horas.

Porque la fiesta flamenca necesita poco más para montarse que estos ingredientes y, si hay una ciudad que sea sinónimo de fiesta flamenca, ésa es Jerez, protagonista del apartado más jovial de esta Noche Blanca. La muestra es José Mercé, pero también el espectáculo Jerezanos que confronta los estilos del Capullo de Jerez, uno de los cantaores más puros del género gracias a su voz vieja; y Jesús Méndez, una de las perlas de la cantera jerezana actual. La Plaza de San Agustín, a las 1.00 horas, será el peculiar tablao donde se unirán estas dos voces.

Y de Jerez llega también el arte de Diego Carrasco, una de las grandes voces del flamenco de los últimos 50 años y un artista querido y adorado tanto por la idiosincrasia del género, como por artistas del pop y del rock, todos ellos presentes en el disco No M’arrecojo que es el que trae debajo del brazo en esta edición de la Noche Blanca. Con él ha celebrado 50 años de carrera en el estudio y es la obra que trae a Córdoba en un concierto que tendrá lugar a las 3.30 horas en la zona cero del flamenco en Córdoba, la Plaza del Potro.

Etiquetas
stats