La sencillez veterana de la pasión por la vida

La escritora italiana Vivian Lamarque | ALE GALLEGOS

"Somos poetas./ Ahora que estamos vivos / querednos más. Muertos, menos./ Total, no lo sabremos". Apenas unos versos recién ideados, dan cuenta del mundo alrededor del que gira la obra de Vivian Lamarque (Tesero, 1946), la veterana poeta italiana que, a sus 72 años, ha llegado a Cosmopoética para mostrar, desde su poesía sencilla, cómo el amor o la muerte han movido siempre al ser humano.

Porque eso es su obra: el amor, la muerte, la enfermedad....las preocupaciones vitales expuestas en una poesía sencilla, sutil, medida y cuidada. Una poesía directa que hizo que, un día, un estudiante exclamara ante ella: "¡Pero si se entiende todo!", como quien se extraña de que las palabras sencillas puedan expresarlo todo. Una poesía que -reflexiona la autora- "tiene el peligro de ser leída de manera superficial. Pero la crítica y la gente ha sabido leerla", agradece.

Una crítica y unos lectores que han respondido a esta galardonada poeta, que escribe en italiano y dialecto milanés, y que ha reunido decenas de premios en su carrera, donde títulos como Poesía reunida ha vendido 16.000 ejemplares, muestra de la fidelidad de sus seguidores.

Seguidores que encuentran en Lamarque una poesía sin dobleces, directa y profunda a la vez. "La profundidad y la ligereza se unen de una manera muy equilibrada" en una poesía donde puede haber, a la vez, tragedia y risa, dolor y sonrisa....como en la vida misma. Y, sobre todo, experiencia de esa vida. Cuenta Lamarque que su próxima obra llevará por título algo así como -traducido- El amor de vieja, una poesía dedicada a uno de sus temas centrales y contada con la madurez de la vida: "Tengo 72 años y es muy coherente con mi obra poética", afirma entre risas.

Ahora, en Córdoba, en Cosmopoética ha tenido la oportunidad de participar con otra poeta experimentada, cordobesa, coetánea suya, de la que alaba su obra y con la que tiene en común muchos de esos temas vitales que mueven el mundo: Juana Castro, con quien, no en vano, ha compartido la mesa Pasión por lo mínimo. Dos mujeres de trayectoria donde lo vital y la pasión las une. Y, con ello, todo se mueve. Así de sencillo.

Etiquetas
stats