El sector cultural simula un entierro para advertir de que la Navidad será “la puntilla”

Protesta simbólica de MUTE Córdoba | ALEX GALLEGOS

Medio centenar de personas, incluyendo técnicos, actores y actrices, músicos, cantantes o escenógrafos, han acudido en la mañana de este viernes al entierro simbólico del sector de la cultura en Córdoba. Se trata de una iniciativa, la tercera ya, convocada por MUTE Córdoba, y que ha supuesto un nuevo “grito de auxilio” ante las autoridades.

“Si este verano ha sido letal, la Navidad va a ser la puntilla para miles de trabajadores del sector. Es la época en la que la mayoría se puede reponer y vencer la estacionalidad”, explicaba a los periodistas Pepe García-Román, uno de los portavoces de MUTE, mientras el féretro comenzaba a moverse desde Capitulares hacia la plaza de La Corredera.

Antes, había sonado un requiem flamenco del cantaor Curro Cueto, “por la cultura”, y una marcha fúnebre, que ha acompañado los minutos de silencio en los que los trabajadores, todos ellos de negro, con mascarilla y guardando la distancia, han estado apostados en la puerta del Ayuntamiento de Córdoba. “No nos dejéis caer”, se podía leer en el féretro, construido como si fuera un flightcase donde se guardan los instrumentos o los aparatos de sonido.

“Nos manifestamos porque el muerto lleva ya un tiempo muerto y estamos esperando a que los representantes reaccionen”, señalaba el portavoz, que reconocía que, más allá de “la buena voluntad” que mostraban los políticos, poco más tenían a lo que agarrarse ante una situación dramática que dura ya casi 9 meses.

En el otro lado de la mesa de negociación, el Ministro de Cultura y Deportes, Juan Manuel Rodríguez Uribes, expresaba esta misma mañana la voluntad del Gobierno de prorrogar las ayudas aprobadas en el mes de noviembre para artistas y técnicos. “Si es menester se prorrogarán las ayudas, pero hasta el día 31 de enero las tienen”, ha garantizado Uribes en una entrevista en TVE en la que ha resaltado el esfuerzo del Ejecutivo con el sector con la aprobación del decreto de mayo que incluía 80 millones de ayudas directas al sector y el noviembre que daba luz verde el subsidio por desempleo para artistas y técnicos.

García-Román reconocía que la temporalidad es una de las principales lacras de un sector, y emplazaba al ministro a revisar el modelo de contratación del sector cultural para que se adapte a la actual realidad, o a revisar de una vez y actualizar el estatuto del artista. El portavoz reconocía que, si algo bueno podía traer una pandemia como ésta, ha sido poder poner sobre la mesa algunas cuestiones y reclamaciones que sufre el mundo de la cultura desde hace años.

Pero la paciencia se va agotando y los artistas y los técnicos se quedan mirando las ruedas de prensa de los distintos políticos como si la historia no fuera con ellos. La última, de este mismo jueves, confirmaba entre líneas que las posibilidades de ofrecer espectáculos estas navidades van a ser ínfimas y, con ello, se estrechan también las posibilidades de trabajo de miles de personas en Andalucía y España.

Etiquetas
stats