Una sección paralela y dos nuevos patios entre las novedades de Flora 2019

Presentación del Festival Flora en 2019 | RAFA MELLADO

La tercera edición de Flora, el Festival Internacional de las Flores, ya está desplegando su aroma por la ciudad de Córdoba, una ciudad que recibió este evento como un regalo en 2017, pero que cada vez va aportando más apoyo a esta cita, que ha asumido como propia.

En su tercer año, Flora viene con menos instalaciones a concurso, pero con una sección paralela, que incluye por primera vez conferencias y acciones a cargo de los artistas que participan, así como una instalación fuera de concurso -ubicada en en Centro de Creación Contemporánea de Andalucía-, otra instalación sonora a cargo del músico y compositor Fernando Vacas, y talleres y actividades con las que se busca "imbricar el festival en la ciudad", según el representante de Zizai Hoteles, Juan Ceña.

Como en años anteriores, Flora no se entiende sin los patios. En este caso, debuta como espacio en el festival la Casa Góngora, donde expondrá su trabajo Flor Motion, un colectivo formado por quince de los mejores floristas de Madrid, que cerrará su paso por el festival con una gran batalla de flores. También debuta un nuevo patio, en este caso en un espacio habitual de Flora como es el Palacio de Viana. Se trata del Patio de la Capilla, un patio eclesiásito y cerrado del siglo XVI, que va a estar en manos del colectivo tailandés PHKA, un estudio multidisciplinar formado por quince miembros que trata de establecer un puente entre el diseño de espacios y las instalaciones florales y botánicas.

Repite este año también el Museo Arqueológico, que va a disponer dos patios y una galería para la artista norteamericana Lisa Waud, conocida mundialmente por la mítica The Flower House, una casa abandonada en plena crisis en la ciudad de Detroit que ella y decenas de artistas florales convirtieron en un mito del arte floral. Igualmente mítico es Thierry Boutemy, florista francés, conocido por su trabajo en María Antonieta, y un nombre clave en el mundo de la moda, el cine, el arte, las bodas y los eventos más exclusivos, que va a mostrar su trabajo en el Patio del Reloj de la Diputación, que ya participó el año pasado.

También concursó en las dos ediciones anteriores el patio del Palacio de Orive, el lienzo en blanco donde, en esta ocasión, trabajará la artista australiana Mary Lennox, el nombre artístico de la florista Ruby Barber. Estos cinco patios/artistas forman parte de la sección oficial, que ha vuelto a congregar a lo más florido del arte floral internacional, y optan al primer premio de 25.000 euros y al segundo, dotado con 10.000 euros, los más altos que se entregan en los festivales florales de todo el mundo, según la organización.

Fuera de concurso, el C3A acaparará este año parte del protagonismo con la instalación de Soledad Sevilla -Premio Nacional de Artes Plásticas- creada para este festival, titulada La salvación de lo bello.

El fundador de Zizai Hotels, Juan Ceña, ha resumido que las claves de esta nueva edición están en la dirección de María Van den Eynde, incorporada en junio al proyecto; y en la programación de actividades en torno a los patios que concursan. Ceña ha señalado que en años venideros se va a ahondar en estas líneas y en abrir otras posibilidades, como la de que "ser capaces de exportar este festival" a otras ciudades.

Por su parte, el alcalde de Córdoba, José María Bellido, ha remarcado que esta cita hace que Córdoba reciba durante diez días "atención mundial", lo que da una idea de la importancia que tiene Flora para "proyectar la marca Córdoba". "Flora conecta una tradición con innovación y talento", ha incidido el alcalde, que ha comprometido el apoyo del consistorio a esta iniciativa: "El Ayuntamiento va a cuidar siempre la imagen de Flora".

Etiquetas
stats