El respeto vanguardista de La Tremendita, en la peña flamenca de El Almíbar-Rincón del Cante

Rosario La Tremendita | TONI BLANCO

La Peña El Almíbar y Rincón del Cante, ubicada en la calleja del Niño Perdido, acoge este viernes una de las voces más relevantes del flamenco contemporáneo, la de la trianera Rosario Guerrero, La Tremendita.

Cantante, compositora, bajista y guitarrista, la propuesta musical de La Tremendita trasciende los mismos límites del género flamenco, pero sin alejarse de la raíz del cante jondo. Rosario no solo es una cantaora diferente, sino que también es una estudiosa del flamenco que ha dejado su impronta en los concursos más importantes (Nacional de Córdoba, Antonio Mairena, La Unión).

Bisnieta de Enriqueta La Pescaera, sobrina nieta de La Gandinga de Triana e hija de José El Tremendo, Rosario cazó el cante al vuelo y lo fue soltando ya de niña en fiestas y peñas. Ya entonces, su meta era ser cantaora y, sobre todo, cantaora de alante. Para ello, optó por investigar en el cante al tiempo que realizaba estudios de solfeo y piano.

En su carrera, ha colaborado con lo más granado de la idiosincrasia del flamenco (Belén Maya, Rocío Molina, Rafaela Carrasco, Andrés Marín), y se abrió a las colaboraciones con músicos como Mohamed Motamedi o Javier Ruibal. No obstante, desde hace más de un lustro vuela en solitario, de modo que su segundo trabajo, Fatum (2012) ya fue nominado a un Latin Grammy.

En la última Noche Blanca fue la encargada de cerrar la velada en el Alcázar de los Reyes Cristianos con su espectáculo Delirium Tremens 2.0. Este viernes, el formato será muy distintos, pues El Rincón del Cante es un espacio mucho más íntimo. La cantaora estará acompañada por Juanfe Pérez, Richard Gutiérrez y Ángel Reyes. Toda la información en la web de El Almíbar.

Etiquetas
stats