Los pájaros, los perros y la música de la memoria

.
El escritor y periodista Fernando Delgado  presenta en Córdoba su último poemario, Donde estuve, editado por la Fundación Lara, en el que recorre a versos una geografía íntima repleta de pérdidas y encuentros, de viajes físicos y morales

Donde estuve

Dentro del ciclo Letras Capitales, la Delegación Territorial de Educación, Cultura y Deporte de la Junta de Andalucía en Córdoba acogió ancohe el encuentro de Fernando Delgado(Isla de Tenerife, 1945) con sus lectores en un acto presentado por la profesora de la UCO, Celia Fernández Prieto.

Entre los asistentes, los poetas cordobeses Eduardo García y Pablo García Baena, por el que Delgado siente “verdadera adoración desde hace mucho tiempo” y al que considera “una voz superior” de la lírica española “mucho más allá de Cántico”.

En Donde estuve nos encontramos repetidamente con los pájaros, simbolizando la irresoluble dualidad del hecho amoroso que consiste en poseer al otro y, a la vez, desearlo libre; también con la figura del perro, como un ser a la vez fiel, torturado o redimido, como el propio hombre; y con la música, que suena en todo el libro y al que el autor da mucha importancia tanto en su biografía personal como en la construcción de su literatura: “ahora, en la jubilación, la disfruto más; porque, curiosamente, no puedo escribir escuchando música”, apuntó. Una música que, como la memoria, “celebra nuestra caducidad y nos redime de la muerte”.

Música de órgano de Bach o el réquiem de Verdi dejan sus notas entre unos versos que nos llevan de los jardines de Bomarzo a Viena, de Tarifa a La Habana en una cartografía, también moral, en la que Fernando Delgado desnuda la alteralidad de su “yo” delante de sus lectores.

Etiquetas
stats