Los ojos tristes de Gelman se alegraron en Córdoba

Juan Gelman.
El poeta fallecido ayer conoció en Cosmopoética que su nieta, secuestrada durante la dictadura argentina, llevaría al fin sus apellidos

El poeta Juan Gelman falleció ayer a los 83 años. El autor de Violín y otras cuestiones En el juego en que andamos,y Gotán tenía los ojos tristes hasta cuando sonreía. Hasta cuando sonreía mucho. Era parte de la herencia que le dejó la dictadura argentina que le arrebató a su hijo y a su nieta en 1976. Pero en Córdoba se tuvo la suerte de verle sonreír con los ojos un poco menos tristes. En esta ciudad supo, mientras se encontraba invitado a Cosmopoética, que su nieta María Macarena, la hija de su hijo Marcelo, llevaría al fin los apellidos de la familia.

Nacida en cautividad en Uruguay, donde había sido trasladada desde Argentina su madre María Claudia García, en el marco de la operación Cóndor, María Macarena había vivido 30 años bajo una identidad falsa, adoptada por una familia afín a los represores. Pero después de casi tres décadas de lucha por encontrarla y un lustro después de dar con ella, Gelman supo en Córdoba que ese mismo apellido acompañaría por fin al nombre de su nieta.

Rosa Aguilar, era entonces la alcaldesa de Córdoba. La regidora acogió la noticia con alegría y manifestó que “Gelman es un ejemplo de lucha contra la dictadura y de firmeza personal, virtud que ha puesto de manifiesto durante los años que ha dedicado a averiguar el paradero de su nieta”.

Gelman localizó a su nieta en 2000 en Montevideo, donde la joven residía entonces. Los padres de María Macarena, Marcelo Gelman y María Claudia García, fueron detenidos en agosto de 1976 en Buenos Aires y el cadáver del primero fue encontrado posteriormente en la capital argentina. Por su parte, la madre, que estaba embarazada, fue trasladada de manera clandestina a Montevideo, donde dio a luz a una niña en un hospital militar. Después, nada se supo de ella. Ella sigue siendo una de las desaparecidas.

Etiquetas
stats