Neuman o la reescritura de la propia vida

Andrés Neuman, en la presentación de su libro, anoche. | ÁLVARO CARMONA
El escritor Andrés Neuman presenta la nueva versión de su novela Una vez Argentina que se publicó por primera vez hace una década

Una vez Argentina

"Con los años, puede que uno pierda pelo pero gana preguntas". Andrés Neuman traza así la línea enriquecedora de los años vividos en la última década que le han servido para reescribir su novela Una vez Argentina (Alfaguara, 2014), publicada por primera vez en 2003 y que ahora vuelve a ofrecer a

los lectores añadiendo todo aquello que estos últimos años han sumado a su vivencia personal.

La historia autobiográfica que narra en Una vez Argentina sobre la vida de su familia a lo largo de todo el siglo XX en aquel país no se ve ni se conoce de la misma forma cuando escribió el primer manuscrito con apenas 23 años a como la ve ahora cerca ya con 37 años. "Cambia la perspectiva de todo. Al revisarlo ahora he añadido muchas cosas de la familia y cosas que han sucedido en Argentina y que modifican lo vivido" cuenta el escritor sobre la tarea de reescritura que ha llevado a cabo ahora pero que, sin embargo, tenía pensada desde hace tiempo: "Era un viejo anhelo".

Porque, confiesa, durante años había estado "tomando notas, recopilando información sobre la vida política de aquellos años en Argentina" pero también reencontrándose con nuevos testimonios de su familia que le han ayudado a tomar perspectiva y completar su visión de lo vivido. Ejemplo de ello es su tía, secuestrada y torturada por la dictadura en 1977 -el mismo año de nacimiento de Neuman- y sobre cuya historia "nunca nadie me había contado lo ocurrido porque era un tema que no se podía tocar" en la familia. Ahora, con la madurez de los años y esas preguntas que uno gana con el tiempo, "ella misma con absoluta naturalidad me lo ha contado todo", desvela el escritor que ha añadido testimonios familiares como éste a la nueva versión de su novela.

"La memoria y el olvido son tareas colectivas", reflexiona "y están influidas por los testimonios de los demás". Más, si cabe, en las vivencias de la familia cuando uno aún no ha nacido, como Neuman plasma en la novela, que comienza 77 años antes de su nacimiento y narra el propio parto de su madre, con un capítulo más de esa vida familiar que quiere rescatar.

Los lazos familiares, la vida política argentina y la huella del exilio de su familia retratan a ese niño que dejó su país natal y que ya vivió su juventud en España. Ahora, gracias a internet, redes sociales y Youtube, cuenta que ha podido volver a "ver toda la televisión que veía aquel niño", para "poder recobrar con exactitud sus recuerdos" y darles el sello ahora de los años y la perspectiva que el tiempo le ofrece.

Una perspectiva compartida este lunes en Córdoba con los lectores, dentro del ciclo Letras Capitales de la Delegación de Educación, Cultura y Deporte de la Junta de Andalucía, en una conversación con la escritora cordobesa Elena Medel que -amiga de Neuman desde la adolescencia- "se incorpora casi como un personaje más de la familia a esta historia" tan personal del autor.

Etiquetas
stats