La música acerca la fantasía de Pinocho al público cordobés

El musical de Pinocho en La Axerquía | JUAN HUERTAS

El cuento de Pinocho, transmitido de generación en generación, llegó en la noche de este sábado al teatro de la Axerquía en formato musical. La música hizo que la fantasía de este título acercara a mayores y pequeños hasta las gradas del teatro al aire libre, en una noche sofocante en la que este era uno de los espacios abiertos de la ciudad donde sobrellevar la temperatura nocturna.

Con Pinocho, un musical para soñar, la compañía Trencadis ha recuperado el clásico cuento de Collodi para convertirlo en un espectáculo musical de absoluta actualidad. Un viaje apasionante a lo largo de las aventuras más conocidas del entrañable títere, de la mano de una partitura impecable, maravillosas voces en riguroso directo y grandes coreografías.

Con este espectáculo, el Teatro de la Axerquía se ponía de largo para recibir a su público más añorado durante el confinamiento, los niños cordobeses que con sus familias pudieron disfrutar de una noche de música y fantasía de la mano de uno de los personajes favoritos de sus cuentos. Pinocho, el travieso títere, se hace musical y llegaba a Córdoba tras un gran respaldo de público y crítica.

El espectáculo, finalista como mejor musical Infantil en los premios BroadwayWorld Spain, adapta la esencia del cuento al universo sonor del teatro musical y transporta al espectador hasta la curiosidad de Pinocho por conocer el mundo que le rodea, lo acompaña cuando se aparta del camino de la escuela y lo lleva al teatro de marionetas de Stromboli, a la feria, al fondo del mar, e incluso al estómago de una ballena glotona.

Un sinfín de peripecias en las que Pinocho cuenta con la ayuda de sus amigos Grillo y Hada, aunque también debe esquivar las trampas de los malvados Zorro y Gata. Y donde el público familiar disfrutó de una historia que pervive generación tras generación.

Etiquetas
stats