Martha Asunción o la poesía como un cuaderno de viaje continuo

La poeta Martha Asunción | TONI BLANCO

La poeta Martha Asunción (Madrid, 1986) reside desde hace años fuera de su tierra, de su país. Como doctora en Filología Francesa ha encontrado precisamente en Francia su lugar de residencia desde hace años, además de en otros países por los que ha ido itinerando su vida y su carrera. Y es esa distancia, precisamente, la que de alguna forma hace de hilo conductor de su obra, de eje vertebrador que plasma su huella en su poesía.

La identidad de la emigrada, de la viajera, la distancia a sus raíces, convierten su obra en un cuaderno de viaje continuo, con los rasgos de ir enseñando y escribiendo sobre los nuevos horizontes descubiertos, pero también con la añoranza de la tierra propia. “En mi poesía hay tintes de cuaderno de viaje, pero también de extranjería”, relata recordando su residencia en otro país.

Y es esa distancia la que le hace volver, en su poesía, “a la memoria, al revisitar mucho los recuerdos”, cuenta la joven poeta que residen actualmente en Amiens, al norte de Francia, pero que también ha desarrollado su labor docente en las Antillas francesas o en Albania, además de en España. “Me definiría como una poeta que está lejos”, dice.

Galardonada con premios como el Premio Carmen Conde de Poesía de Mujeres (2018), el Premio de Poesía Joven RNE (2015), el Premio Adonáis (2012) o el Nacional de Poesía Joven, otorgado por el Ministerio de Cultura (2011), pese a la lejanía esta es la segunda vez que Martha Asunción llega a Córdoba con su poesía, y lo hace con un libro recién publicado bajo el brazo: Balkánica (2018).

Este miércoles estará en Cosmopoética para conversar con otra autora, María López, de sus libros, de sus escrituras e inquietudes. Entre esas inquietudes está la de escribir como mujer y alejarse de la escritura masculina “que nos han inculcado o hemos leído”. Porque el peso del feminismo, de la presencia de mujeres ocupando lugares que antes no ocupaban, también está en la literatura: “La poesía refleja lo que está pasando a todos los niveles”, reflexiona.

“Estamos contando cosas que antes no se contaban, estamos escribiendo con un lenguaje que no se utilizaba, hablamos en femenino”, dice y pone como ejemplo sencillo el que en un verso se escriba “nosotras” y no “nosotros”.

“Como lectora, la poesía más interesante que ahora mismo se hace en España es de mujeres. Me interesa su obra”, certifica. “Estamos ocupando espacios a los que quizás antes no se tenía acceso, pero también usando el lenguaje de otra manera, escribiendo de cosas que hacía falta escribir, desde cuerpos de mujeres”. Aunque, eso, sí, apunta: “Hemos tardado mucho en darnos cuenta....”.

Etiquetas
stats