Manzanas de cuento contra la violencia machista

.

Manzanas rojas, manzanas perfectas y apetitosas, manzanas de cuento clavadas a la pared con un cuchillo en su mismo corazón. Son las protagonistas de la intervención artística Ni una más que el Centro de Arte Rafael Botí inaugura este martes y que une expresión artística con compromiso para denunciar la violencia machista.

En total, 105 manzanas acuchilladas simbolizan a las 105 mujeres que han resultado muertas durante 2016, bien a manos de sus parejas o exparejas -las que contabilizan las cifras oficiales-, o bien en asesinatos no íntimos, familiares, infantiles, por prostitución y los que aún se investigan. Todas ellas, todas estas mujeres, manzana a manzana simbolizadas en esta instalación que se podrá ver hasta el próximo 2 de abril. Manzanas que, con el tiempo, se irán degenerando como parte del mensaje artístico, como símbolo de la propia muerte.

Obra de la artista Claudia Frau, no es casualidad que se haya escogido el 14 de febrero para su inauguración. El Día de San Valentín, de “ese amor romántico que nos ha hecho mucho daño” en los roles de hombres y mujeres, en la “cosificación” de la mujer, según la autora que ha adquirido el compromiso de repetir anualmente esta instalación para denunciar la violencia machista y sus consecuencias más terribles: las muertes.

“Podemos cambiar las cosas cada uno de nosotros, desde el arte, la educación y desde el comportamiento”, señala Frau para decir que su obra es una expresión “dura, que cuesta mucho hacer, para que cale y que estas 105 manzanas en representación de 105 muertes no se olviden, no se queden en una cifra vacía. Que nos recuerde que cada uno de nosotros podemos hacer algo” contra este tipo de violencia.

La muestra Ni una más, en la que colaboran las delegaciones de Cultura y de Igualdad de la Diputación Provincial de Córdoba, quiere mostrar que “arte y cultura no pueden ser ajenos a la violencia machista”, en palabras de la diputada de Cultura y presidenta de la Fundación de Artes Plásticas Rafael Botí, Marisa Ruz. “Deben servir para lanzar un mensaje desde la coeducación. Unir arte y compromiso”.

La autora ya ha expuesto anteriormente su denuncia artística contra la violencia machista cuando en 2015 participó en una exposición colectiva de la Fundación Antonio Saura en Cuenca con una única manzana clavada a la pared con un cuchillo, para pasar a hacer su instalación en 2016 en la Fundación Vicente de Madariaga en Sevilla con las 57 manzanas que representaban a las víctimas oficiales contabilizadas el año anterior.

Etiquetas
stats