Lorena Hebles: “Siempre me ha gustado pensar en cómo será el futuro, incluso si éste no es amable”

.

Tradicionalmente, la ciencia ficción ha sido la encargada de poner a prueba a determinadas personas en escenarios cada vez más complejos. Ahí, la literatura ha jugado un papel trascendental a lo largo de la historia, promoviendo un género como la distopía que años después se ha revitalizado gracias al cine y la televisión. Ahora, la pura realidad ha ganado enteros, superando con creces muchas de las historias -o mejor dicho, pesadillas- jamás contadas. Sin embargo, el origen y el refugio que siempre quedará será ese que posibilita que las letras jueguen y tomen forma sobre el gramaje del papel. Y precisamente de esa pasión, la lectura, nació la inquietud de una cordobesa por escribir. Una que tuvo en dichos escenarios su particular inspiración, y cuya idea ha visto ahora la luz. No es otra que la escritora Lorena Hebles, quien próximamente publicará su primera novela bajo el título de La herencia del diablo -actualmente en preventa-, y que nace al abrigo de Editorial Titanium.

“Es el primer tomo de una bilogía que parte de la premisa de que la Tierra debe ser abandonada en la búsqueda de un hogar alternativo, pero no todos tienen la suerte de marcharse”, afirma Hebles a CORDÓPOLIS, quien adelanta además que “entre los habitantes que permanecen en un planeta mermado y a punto de consumirse, comenzarán los juegos de poder de los supervivientes; cada uno de ellos pretende hacerse tanto con el control de la Quinta Colonia, una de las Doce Colonias Humanas que existen, como sobrevivir en un ambiente tan hostil donde nadie es lo que parece y donde no todas las vidas valen lo mismo”. Una aventura que ya desde su premisa nace rebosante de misterio y estímulos. Asimismo, la propia autora matiza que “los personajes no son buenos o malos”, pues “cada uno tendrá un motivo para luchar por su vida en la Quinta Colonia, la cual en el momento que se narra es invadida y cerrada a cal y canto con un escudo que hace que el oxígeno disminuya por minutos, así que cada capítulo acaba siendo una carrera a contrarreloj”. 

Una peripecia en la que los mismos protagonistas, desde la ficción auspiciada por la más absoluta imaginación, deberán afrontar su particular confinamiento. Eso sí, la cordobesa aclara que “en realidad es más bien una invasión a traición, pero sí, su hogar queda aislado con una cúpula de metal y cada uno se enfrenta a esa especie de confinamiento impuesto de una manera diferente, justo como nos está pasando a todos ahora. Supongo que el punto en común es que sus vidas cambian de un momento a otro drásticamente y tienen que sacar lo mejor de ellos mismos para soportarlo”. Y precisamente ella, al margen de la literatura, está viviendo su propia batalla particular en esta crisis sanitaria, pues es enfermera de profesión. “Con el papel que nos ha tocado a los sanitarios tendría para otra entrevista, pero sí, se agradece poder llegar a casa y tener una válvula de escape de la realidad que hemos tenido que vivir”, explica, lamentando a su vez que “se avecina una crisis y los libros, en muchos casos, no van a ser una prioridad. Creo que, hasta que las cosas vuelvan a la nueva normalidad que nos espere, es una buena actividad que nos puede enriquecer y no dejarnos llevar por el desánimo. A mí en concreto siempre me ha ayudado en muchas etapas de mi vida, así que esta que nos ha tocado vivir no iba a ser diferente”. 

A sus 29 años, Lorena Hebles admite que su pasión “siempre han sido las letras”, ya que “no recuerdo ni un solo momento de mi vida donde no tuviera una historia entre manos”. A escribir comenzó a los 6 años, cuando “pedí por mi cumpleaños un libro en blanco en el que poder plasmar mis propios relatos, y así he seguido hasta el día de hoy en que mi primer libro por fin ve la luz después de muchos años de esfuerzo intentándolo”. Sobre La herencia del diablo detalla que “siempre me ha gustado la idea de pensar en cómo será el futuro que nos espera, incluso si éste no es precisamente amable”, haciendo hincapié además en que “los actos humanos, y cómo éstos repercuten en el planeta con su egoísmo, están presentes en esta novela, así como las relaciones humanas en situaciones límite”.

Una escritora (y a su vez, como es lógico, ávida lectora) que no duda en defender la literatura juvenil. “Creo que no se le da el crédito que merece”, ya que “no es en absoluto tan plana como quieren hacer creer y guarda grandes joyas que sorprenderían a más de uno”, recalca. En este sentido, enumera nombres como los de Laura Gallego, Michael Ende o JK Rowling. Un estreno en el mundo de la publicación al que ha accedido bajo las dificultades de la crisis por el Covid-19. “Que alguien se interese por tu historia y apueste por ella es complicado siendo una desconocida, pero que la gente te conozca y compre tu libro en estos momentos puede ser una odisea”, dice. La presentación de la novela iba a ser en Córdoba en el mes de abril, pero tuvo que suspenderse, lo cual “siendo la primera vez que presentaba, fue bastante duro”, lamenta. Pese a todo, Editorial Titanium decidió sacarla en preventa a través de su página web con gastos de envío gratis y con la firma de la autora (aún disponible) en un intento por animar a la gente a consumir literatura y que las pequeñas editoriales pudieran sobrevivir en tiempos de (aún más) crisis.

Etiquetas
stats