Cosmopoética

Mar Benegas: “Jamás me he encontrado a un niño al que no le guste la poesía”

Taller de Mar Benegas en Cosmopoética

Mar Benegas acaba de ganar el Premio Cervantes Chico -el mayor reconocimiento de la literatura nacional dirigida a niños y jóvenes-, y ha llegado a Cosmopética cargada de poemas divertidos y “gamberros”, como los de A lo bestia, poesía irresistible para los más pequeños, a los que ha ofrecido un recital este sábado en la sección Cosmopeque del festival que llena de poesía estos días Córdoba.

La autora, cree que cada poema es un juego y recomienda escucharlo dejando prejuicios aparte, con sus conjuros para convertir a los profesores en moscas, arañas o caracoles; o conocer a criaturas increíbles como la pirapinza, el otorrinolaringato, las cucharachas o los besaurios; y bestialidades varias con las que divertir a los más pequeños.

Con una dilatada experiencia en poesía infantil, además de formación para familias, profesorado y mediadores a través de los poemas, Mar Benegas asegura que, en su trayectoria “jamás me he encontrado un niño o una niña al que no le guste la poesía”. Conoce bien a este público, pequeño pero no menor, del que dice que le “cae mejor que los mayores. Me lo paso bastante mejor con ellos”. Y asevera que no es, ni mucho menos, un público fácil, sino todo lo contrario: “Si se aburrren, se van. Es el público más exigente, pero es muy agradecido”.

Desconexión con la poesía en la educación

Benegas pone el foco en la “desconexión que sucede en el proceso educativo” de un niño, cuando “desaparece la poesía de los currículos y hay una relación bastante agria con ella”. Por eso, asegura, “mi campo de batalla es intentar que las personas mayores, los adultos, tengan herramientas para que la poesía y la infancia no se desconecten”.

La autora de libros de poesía para niños que han sido publicados y traducidos en China, Brasil, Corea, Italia o Francia, aterriza en Cosmopeque por segunda vez en los 19 años del Festival, los mismos que lleva activa esta sección para llevar la poesía a los más pequeños Y en su recital no falta la interactuación con su público: “Intento que haya diálogo, les hago participar, les pregunto, cosas que les inquieten. Hay interacción porque la poesía de viva voz necesita del juego, se canta, se recita, se dice en voz alta…”.

Papel de padres, madres y la escuela

¿Y el papel de padres y madres? Benegas asegura que cumplen “una función fundamental en las casas. En los recitales generalmente molestan -sonríe-. Pero en casa y en la escuela, la mediación es una figura importantísima” para que los niños y chavales se sientan atraídos por la poesía.

“Que no se pierda ese vínculo con la poesía, que haya una transmisión real y efectiva”, es el deseo y la labor de esta escritora, que cuenta la poesía como más le gusta a los más pequeños. “Una de las cosas mas bonitas de mi trabajo es que, después de años, me escriben niños o niñas, o familias, para decirme que desde que pasé por su escuela leen poesía en casa. O vienen a la Feria del Libro a decirme que siguen leyendo mis obras y libros”. Es el fruto después de sembrar poemas desde la infancia.

Etiquetas
stats