Juan Carlos Villanueva: “Cualquier actor querría estar en 'La Peste'”

.

El actor cordobés Juan Carlos Villanueva parece encarnar como nadie a los hombres de orden. A lo largo de prolífica carrera se ha metido en la piel, entre otros muchos, de jueces, policías, comisarios o militares de alto rango. Tal vez por eso el director sevillano Alberto Rodríguez vio su rostro al pensar en el equivalente al alcalde de la Sevilla del siglo XVI para su esperada serie La peste. Villanueva aparecerá en cinco de los seis capítulos de la primera temporada que mañana estrena Movistar + como el asistente del cabildo de la ciudad hispalense en el Siglo de Oro. Un cargo que solo podía ostentar alguien de fuera de la provincia.

El actor cordobés asegura que es “un privilegio” aparecer en una serie “en la que cualquier actor de este país querría estar”. También, por lo que “significa históricamente” su personaje, el regidor de una estructura municipal de la época Moderna que Villanueva tiene muy trabajada gracias a los textos de Cervantes y al hecho de haber encarnado en alguna que otra ocasión a un caballero veinticuatro.

En esta ocasión, el actor aparecerá en las secuencias de la “trama política” de la serie. “Las escenas del cabildo son las más complejas”, asegura, en las que ha compartido escenas con uno de los protagonistas, el ambicioso y poderoso Luis de Zúñiga (Paco León), [spoiler] quien intenta corromper al cabildo municipal.

Esas escenas se han rodado en el mismo lugar donde se celebraban los cabildos de Sevilla hace cinco siglos, un espacio que hoy ocupa el ala izquierda del actual Ayuntamiento hispalense. “No ha habido diferencia en la forma de trabajo con Alberto”, prosigue Villanueva. “Alberto dirigiendo para televisión es igual de atento, minucioso y erudito que en el cine y sabe llevarnos adonde quiere, sin forzar. Le gusta el ensayo previo”.

La Peste es la primera superproducción realizada en España para una serie -10 millones de euros invertidos en seis capítulos-. Juan Carlos verá esta noche los dos primeros capítulos en la premiere organizada en los cines Callao de Madrid. Estos dos primeros capítulos, de cincuenta minutos de duración cada uno, se vieron en la Sección Oficial del último Festival de San Sebastián, con el aplauso de crítica y público, quienes han coincidido en que La peste nada tiene que envidiar en su factura y su guión a las series de la todopoderosa HBO. El director de Grupo 7 y La isla mínima afirmó en la cita donostiarra que tuvo toda la libertad a la hora de abordar esta historia y que le han permitido hacer “su serie”.

La Peste se sitúa en la Sevilla del siglo XVI. Es un paseo por sus calles, muy a ras del suelo, en una ciudad llena de fango y de charcos, de suciedad, de mancebías, de ratas, de suburbios, de mercados y también de palacios suntuosos. Se trata de una historia de suspense, la investigación de una serie de asesinatos, en medio de un brote de peste en la ciudad. Pablo Molinero y Paco León encabezan un reparto llenos de rostros del cine andaluz -como Manolo Solo, Estefanía de los Santos o Paco Tous-  y de unas cifras que dan vértigo: 100 actores, 2.000 figurantes, 200 profesionales tras la cámara y más de 250 escenas localizadas solo en Andalucía, en concreto en Sevilla y Carmona.

https://youtu.be/JRl6Dy7I8SA

Villanueva logró el papel durante la visita de Alberto Rodríguez a la Muestra Rural de Cine de Dos Torres hace un par de años. “Tomándonos una cerveza en un bar dijo, habrá que darle un papelito a este muchacho”. Y así fue. Juan Carlos estaba meses después probando vestuario y maquillaje para la caracterización de su personaje y haciendo ensayos con Paco León, “porque las secuencias del cabildo son muy complejas y había que definir muy bien los personajes”, añade.

El glorioso siglo XVI se muestra en la serie con unos claroscuros muy barrocos, en realidad, iluminados por velas y antorchas, y con una puesta en escena brillante y verosímil. El actor, que aún no ha visto la serie pero que se siente encantado con la expectación que ha generado, asegura que si algo ha aprendido de nuestra historia a través de esta ficción es que  “no hemos cambiado mucho. El ser humano evoluciona poco y seguimos en la Edad Media”.

Etiquetas
stats