Hallan una placa visigoda del siglo VII en la Mezquita

Un trabajador, en la zona en la que se ha hallado la placa visigoda.
El descubrimiento se ha producido mientras se realizaban labores de mantenimiento en la capilla de San Nicolás

El equipo de conservación del Conjunto Monumental Mezquita-Catedral de Córdoba, ha hallado una placa de mármol blanco de Carrara de estilo visigodo datado en la segunda mitad del siglo VII, según ha informado el Cabildo a través de una nota de prensa. Según los expertos, la placa, que mide 87 por 67 centímetros y tiene un grosor de 7,5 centímetros, podría pertenecer probablemente a un cancel de una iglesia visigoda. Los canceles tienen en la época visigoda la función de acotar espacios dentro del edificio en relación con su organización jerárquica, prescripciones litúrgicas y particularidades ceremoniales, detalla el Cabildo.

El hallazgo de la placa se produjo mientras se realizaban labores de mantenimiento en la capilla de San Nicolás y Ihesu Verde, que se encuentra adosada al muro oriental del Conjunto Monumental Mezquita-Catedral. El relieve apareció en el reverso de la losa que cerraba la cripta situada en el subsuelo de la capilla.

La placa está cortada y, en su estado actual, presenta un espacio rectangular, enmarcado por un filete, que comprende tres filas de seis cuadrifolios formados por dobles círculos secantes en cuyos centros se sitúan rosetas de perlas. En los lados largos existen dos listones con trenzas que contienen a su vez rosetas de perlas en sus cavidades.

En cuanto al origen de esta placa, el archivero del Cabildo, Manuel Nieto Cumplido, el arqueólogo y los técnicos creen que, aunque es pronto para conocer la procedencia, en el estado actual de la investigación, “lo más probable es que la pieza apareciera en las excavaciones realizadas para la construcción del nuevo crucero y se reutilizara para el cerramiento de la cripta que se halla en el subsuelo de la capilla de San Nicolás y Ihesu Verde en tiempos de su refundación, que se produjo en 1533. De ser así, podríamos vincular el relieve con los restos del complejo episcopal de San Vicente, que como es sabido, ocupaba el solar de la mezquita fundacional de Abd al-Rahman I; es decir, la pieza formaría parte de un cancel perteneciente al Episcopium visigodo”.

En cuanto al material, la losa está tallada en mármol de Carrara, lo que según Nieto Cumplido, “hace que este hallazgo sea singular, ya que no proviene de ninguna de las canteras de la Península Ibérica”. Por este motivo, “es muy posible, dado que es improbable que en tiempos visigodos se importara este tipo de mármol, que se trate de un mármol perteneciente al revestimiento o pavimento de un edificio romano de importancia, y que posteriormente se decorara en época visigoda para su uso en el edificio de culto”, señala.

Etiquetas
stats