La Fundación Botí resucita

La presidenta de la Fundación Provincial de Artes Plásticas Rafael Botí y diputada de Cultura, Marisa Ruz, en la Fundación Botí | ÁLVARO CARMONA
El nuevo equipo de Gobierno de la Diputación nombra un nuevo Consejo Rector y recupera la figura de la Comisión Técnica con nueve personas del mundo de la creación contemporánea

Nueva etapa para la Fundación Botí. Después de una legislatura pasada en la que el PP decidió adelgazar la estructura y la programación de este organismo provincial dedicado al fomento del arte contemporáneo, el nuevo equipo de de la Diputación busca recuperar el impulso original y dar un nuevo brío en el giro que prepara. Para empezar, la presidenta de la Fundación Provincial de Artes Plásticas Rafael Botí y diputada de Cultura, Marisa Ruz, ha anunciado esta mañana que se va a recuperar la figura de la Comisión Técnica que cribe y dé un discurso a las exposiciones que se programen.

“La Comisión Técnica estará compuesta por ocho artistas, especialistas y profesionales de las artes plásticas de reconocido prestigio”, ha señalado Ruz, que presidirá este órgano interno de la Botí. Los ocho especialistas, nombrados como vocales, serán Rafael Botí Torres, Francisco Martínez Cabeza de Vaca, Jesús Alcaide, Xosé Garrido, Javier Flores, Nieves Galiot, María Jesús Garcés y Jacinto Lara. “Próximamente queremos ampliar el número de vocales a diez para facilitar así la paridad de género en los cargos”, ha avanzado Ruz.

La nueva etapa también incluye la renovación del Consejo Rector. El mismo se compondrá de nueve personas (tres menos que el del anterior mandato) debido a la aplicación de la ley de racionalidad de la administración local. Los integrantes del Consejo serán familiares del artista que da nombre a la fundación, políticos y dos integrantes de la UCO: Pablo Rabasco (Historia del Arte y director general de Cultura y María Ángeles Hermosilla (Literatura).

Una de las misiones principales, tanto del Consejo Rector como de la Comisión Técnica, es dar vida al Centro de Arte Rafael Botí. Su sede fue terminada por la anterior corporación pero sin que llegase a dotarla de una programación clara. A partir del 15 de octubre, este centro de exposiciones recogerá parte de la muestra Córdoba Luciente, que ya pudo verse en Bilbao. Pero será a partir de enero de 2016 cuando la Fundación Botí en su conjunto y la del centro expositivo en particular comiencen su verdadera andadura con una programación propia. “Queremos que el centro esté vivo y que no se cierre a otras disciplinas artísticas”, ha avanzado la presidenta de la fundación.

Etiquetas
stats