La excavación en la puerta de la Mezquita halla una reconstrucción del siglo XV

Interior de la Mezquita Catedral, con la celosía abierta | MADERO CUBERO

La excavación arqueológica preventiva que ha desarrollado el Cabildo en la puerta de la Mezquita Catedral que retiró antes de Semana Santa ha hallado una reconstrucción de parte del muro Norte del monumento ejecutada en el siglo XV. Los trabajos arqueológicos concluyeron este martes. Arqueobética, que ha sido la firma que los ha ejecutado, tiene que preparar ahora un informe. Ese informe tiene que ser visado por la Delegación Provincial de Cultura, que es la que tiene que decidir qué hacer: volver a enterrarlos, facilitar la instalación de dos juncias para la nueva puerta alterando parte de ellos o dejarlo todo como está y exponerlos al público. La decisión no llegará antes de final de año, según ha podido saber este periódico.

Los arqueólogos no han encontrado nada que no esperaran: Dos cadáveres, también del siglo XV, enterrados de Este a Oeste; restos del muro original construido en época de Abderramán I, restos del muro posterior reformado por Abderramán III y la reconstrucción llevada a cabo en el siglo XV, ya cuando la Mezquita estaba cristianizada. Al parecer, entonces se detectaron daños en los arcos de la zona y se decidió rehabilitarla y reconstruirla, para evitar que se vinieran abajo.

Los trabajos han sido más técnicos que de investigación, sostienen las fuentes consultadas por este periódico. Los restos más antiguos hallados se corresponden, precisamente, con la Mezquita primitiva, la construida a partir del siglo VIII.

Los resultados preliminares de la investigación serán difundidos en los próximos días por el Cabildo. Mientras, los arqueólogos prosiguen en la redacción de su informe definitivo. Los técnicos de la Junta, además, tendrán que visitar la zona, evaluar los restos y determinar si finalmente merece la pena conservarlos o no para la instalación de las juncias.

La retirada de una de las cuatro celosías de Rafael de la Hoz y la necesidad de construir una nueva puerta abatible es lo que hace necesaria esta excavación. Las juncias servirán para sujetar los dos vanos de las puertas que se abrirán para facilitar la entrada y salida de procesiones durante la Semana Santa, fin último de la apertura de la celosía.

Antes de Semana Santa el Cabildo desmontó la celosía. Durante la misma, habilitó la zona para que entraran y salieran los pasos. La puerta quedó abierta. Aún sigue libre, a la espera de la decisión definitiva de Cultura. Los restos están ya convenientemente protegidos, que no enterrados.

Etiquetas
stats