'Els Joglars' regresa al Gran Teatro con 'VIP'

Una imagen de 'VIP', la nueva obra de Joglars.
La compañía vuelve con una aguda sátira sobre las barbaridades que la sociedad actual comete al maleducar a los niños

Vuelve Joglars al Gran Teatro de Córdoba, un escenario que conoce muy bien, para presentar mañana su última propuesta, VIP, un espectáculo que reúne todos los ingredientes que caracterizan a la mítica compañía catalana: ironía, agudeza, sarcasmo, acidez y profesionalidad a raudales. En este último trabajo, el objetivo de sus dardos es la mala educación o, mejor dicho, los terribles resultados que una inadecuada manera de criar a los niños produce, hasta el punto de convertir a los tiernos infantes en pequeños monstruos caprichosos y tiránicos. El texto y la dramaturgia del espectáculo -del que habrá una única función a las 20:30- es de Ramon Fontserè y Martina Cabanas.

Tres años después de la marcha de Albert Boadella, Ramon Fontserè, veterano miembro de Joglars se pone por segunda vez, tras su exitoso Coloquio de los perros (2013) al frente de la dirección. El actor –uno de los históricos de la compañía, de la que forma parte desde 1983- encabeza también un reparto en el que figuran sus habituales compañeros de escena: Pilar Sáenz, Dolors Tuneu, Xavi Sais y Xevi Vilà. Los cinco intérpretes dan vida a una treintena de personajes, tanto adultos como niños, para, a lo largo de 90 hilarantes minutos, servirse de los más variados recursos dramáticos para recrear las diversas situaciones que se plantean en la obra: desde la preparación al parto y el nacimiento del bebé hasta su etapa escolar.

VIP, estrenada en septiembre de 2014, plantea una profunda reflexión no didáctica sobre la educación de los hijos en una sociedad en la que la sobreprotección y la abundancia de todo acaban convirtiendo al niño un ser almibarado, consentido, mimado, arbitrario... un monstruito que acaba tiranizando a padres y profesores, y que hasta puede mostrar actitudes violentas.

En el texto de presentación del espectáculo, Fontserè señala que “la vida es ondulante” y la educación y la relación del mundo adulto con los niños ha ido cambiando a lo largo de la historia. “En nuestra moderna sociedad -afirma- nos parece que el niño ha alcanzado el máximo privilegio, haciéndolo equiparable al trato que recibe una Very Important Person (VIP)”.

Paradójicamente, añade, la actitud bien intencionada de los padres, “ya sea por complejo, o por dar un confort a sus hijos del que ellos carecieron, acerca peligrosamente al niño a un ser intratable con delirios de pequeño tiranuelo. Nos preguntamos si con tantos mimos no estaremos abonando la semilla para crear un pequeño monstruo”. VIP, termina el actor, director y coautor del montaje, “presentado en forma de ceremonial, pretende hacer una reflexión sobre nuestra sociedad, que se comporta de esta manera tan condescendiente con sus retoños”.

La trayectoria teatral de Joglars abarca más de cincuenta años de actividad sobre los escenarios. Con la sátira social y la fabulación como armas, sus integrantes han creado un estilo propio e inconfundible que les ha proporcionado sonoros éxitos. La compañía, una de las preferidas de la escena nacional por el público, no sólo se mantiene lozana tras más de medio siglo de vida, sino que continúa siendo un ejemplo de peculiar vitalidad teatral. Tras más de cuarenta montajes, Joglars continúa poniendo la imaginación y el talento al servicio de una crítica panorámica de la sociedad en que vivimos. Son, por así decirlo, un imprescindible servicio que nos despierta mediante la risa y la carcajada de un letargo improductivo contra el que nos invita a luchar.

Etiquetas
stats