Dadá cumple cien años (también en Córdoba)

Fachada del Cabaret Voltaiire (Zurich) en la actualidad
La librería La República de las Letras comienza el viernes un ciclo que homenajeará al dadaísmo con poesía, música, arte urbano, danza y artes plásticas que se prolongará hasta junio

En los clubes y cafés del mundo han nacido corrientes literarias, movimientos políticos o grandes proyectos. Muchos más que entre las paredes de cualquier universidad. El historiador Tom Standage señala, por ejemplo, en su libro La historia del mundo en seis tragos, que las cafeterías fueron, en su época, algo así como un Internet analógico. El 5 de febrero de 1916, mientras Europa se llenaba de sangre y trincheras, abrió sus puertas en Zurich (Suiza) el Cabaret Voltaire. Un club artístico y político situado encima de un teatro de Spiegelstrasse, que se convirtió en el epicentro del movimiento más excéntrico de la historia: el dadaísmo.

Cien años después, una librería cordobesa con vinoteca y café -La República de las Letras- celebrará el viernes 5 de febrero el centenario dadá con diversas actividades que se prolongarán hasta junio. “Me daba pena que en Córdoba no se hubiera previsto nada”, se lamenta Ana Rivas, propietaria de la librería y para quien es “muy importante” esta pequeña celebración. De hecho, la librera sueña con poder adherirse a los eventos que habrá a lo largo del año en las grandes ciudades, sobre todo en Zurich, donde la bienal Manifesta 11, le dedicará en verano dos exposiciones centrales y numerosos eventos paralelos.

Los dadaístas se opusieron con frustración a la razón, la guerra y las artes. Quienes lo integraban, en su mayoría un grupo de intelectuales, pusieron de moda el sinsentido. Propuesto por Hugo Ball, escritor de los primeros textos dadaístas, a la fiesta se unió Tristan Tzara, un rumano que había llegado a Zurich en 1915, quien llegaría a ser el emblema del movimiento dadá. Una especie de antiarte que cuestionaba - y provocaba- al orden establecido.“La explosión de irreverencia, caos, sinsentido y negación que tenía lugar cada noche en aquella jaula de locos era una celebración de la vida”, escribe el historiador Gregorio Ugidos.

En Córdoba, la celebración tendrá una cita al mes desde la noche del 5 y hasta junio. A partir de las 20 h. del viernes, La República de las Letras inaugura una exposición de bibliografía del Grupo Dadá de los fondos pertenecientes al archivo B&vE (de los artistas José María Báez y Dorothea Von Elbe), con documentos de Tzara y Emmanuelle de L'Ecotais; Jean Arp, Marcel Duchamp, George Grosz, John Heartfield, Hanna Höch, Francis Picabia, Kurt Schwitters y Sophie Taeuber-Arp.

En la inauguración se leerá el primer manifiesto dadá, y la profesora de la Escuela Mateo Inurria, Rosa Illanes, artífice de este proyecto en Córdoba, pronunciará la conferencia Cien Años Dadá: 1916-2016. A continuación, Rosa dirigirá  dos talleres dadá: uno de fotomontaje y el segundo, un juego artístico llamado Cadáver Exquisito. Una forma literaria basada en el azar que consistía en recordar palabras de un artículo de prensa, meterlas en una bolsa y, luego, agitarlas. Así, se iban sacando y se iban pegando a modo de collage en un papel en el mismo orden que salían. 

Ana Rivas explica que prefieren dedicar cada día del ciclo a una disciplina diferente, “y ahí saldrán los nombres de los personajes protagonistas”. El viernes 4 de marzo estará dedicado a las artes plásticas con performances de arte y música en la que participarán artistas cordobeses. El 29 de abril la literatura dadá será la protagonista, con poesía sonora, música y lecturas dadá. En mayo, el día 13, será turno del arte urbano con una ruta que partirá desde la librería a diferentes intervenciones artísticas. El colofón lo pondrá una fiesta Cabaret Voltaire que tendrá música de cabaret, poesía, arte y danza por el espacio de la librería. “Una fiesta creativa y anárquica”, según Rivas.

En este homenaje cordobés al dadaísmo colabora la Delegación de Cultura del Ayuntamiento de Córdoba y a sus organizadoras también les gustaría que se sumara la editorial Cabaret Voltaire.

Si el número 1 de la Spiegelstrasse se convirtió en el lugar de encuentro de exiliados, desertores, espías, pacifistas internacionalistas, revolucionarios, intelectuales y artistas que habían escogido la neutral Zurich para escapar de la guerra, ¿en qué se convertirá la librería de la plaza de Chirinos, 6 cien años después? Pasen y vean.

Etiquetas
stats