El coro de la iglesia de la Merced acoge una muestra sobre su restauración

Presentación, ayer, de la exposición en la Merced.
La muestra, compuesta de vídeos, fotografías y paneles explicativos, da a conocer el estado original de la iglesia antes del incendio provocado de 1978 y los posteriores trabajos de recuperación

El coro de la Iglesia de la Merced, inscrita en la Diputación de Córdoba, acoge desde este viernes 'El Palacio de la Merced. Un patrimonio recuperado', una muestra retrospectiva, compuesta de vídeos, fotografías y paneles explicativos, que da a conocer el estado original de la iglesia antes del incendio provocado de 1978 y los posteriores trabajos de recuperación, tanto del espacio, como del retablo.

El vicepresidente primero de la Diputación, Salvador Fuentes, ha señalado que, para él, “es un orgullo haber contribuido a devolver al pueblo de Córdoba la Iglesia de la Merced”, porque “lo importante es que se sepa cuál es el pasado de Córdoba y hablar de su patrimonio histórico artístico”, y ha agradecido el trabajo llevado a cabo, en este campo, por el vicepresidente tercero y delegado de Régimen Interior de la Diputación, Manuel Gutiérrez, a la restauradora de la institución provincial, Ana Laura de Santiago, y a todos los técnicos involucrados.

Por su parte, el arquitecto de la Diputación, Joaquín Gómez de Hita, ha expresado que “la voluntad es que esta exposición tenga un carácter permanente e intenta dar todas las claves del trabajo que se ha hecho para que los visitantes conozcan las interioridades de todo el esfuerzo realizado”. Gómez de Hita ha calificado la muestra como “respetuosa, minimalista, muy neutra y que no afecta a la arquitectura y valores de edificio”.

Por su parte, el asesor artístico de la Diputación, Francisco Mellado, ha manifestado que “la exposición es el epílogo final a todos los trabajos de restauración que se han llevado a cabo” y “era necesaria para conocer todo el proceso”.

Mellado ha señalado que “es un pequeño centro de interpretación de la propia iglesia, en la que se habla de su cronología, del retablo en su estado original, del incendio de 1978, del estado posterior de la iglesia y de todos los trabajos de restauración, incluyendo el dibujo del retablo que pintó Eduardo Coronas, base de la construcción, algún fragmento original, y las actas del Pleno que autorizó la restauración definitiva”.

Además, el asesor artístico de la Diputación ha aclarado que se ha ubicado la exposición en el coro, donde Ana Laura de Santiago también lleva a cabo trabajos de restauración de una pintura, porque “es el espacio más idóneo y desde donde el retablo se puede ver en su integridad”.

Etiquetas
stats