Córdoba se vende como sede de grabación de bandas sonoras de cine

Charla coloquio del festival de bandas sonoras.
El Festival Internacional de Música de Cine concluye con el compromiso de instituciones y compositores para hacer de Córdoba centro de grabación de la música para películas

“Ofrecer Córdoba como lugar para grabar las bandas sonoras de películas de todo el mundo”. Son las palabras del delegado de Cultura de la Diputación Provincial, Antonio Pineda, que sintetizan el objetivo que se ha marcado la organización del Festival Internacional de Música de Cine al concluir su décima edición y que trata de poner a Córdoba en el punto de mira de compositores de música para cine y televisión para grabar aquí sus trabajos.

De hecho, es el ofrecimiento que se hizo de Córdoba como sede de grabación de bandas sonoras durante la reunión mantenida en el festival entre compositores asistentes y la Orquesta de Córdoba, de donde ya ha salido al menos el “compromiso” de un autor “que puede estar grabando el próximo verano en Córdoba” uno de sus trabajos, según ha anunciado Pineda. Incluso, ya “se ha hablado de espacios para grabar como el Gran Teatro o el Teatro Góngora y de las condiciones técnicas que se dan con una acústica adecuada”.

Con ese botón de muestra, el objetivo que se marca ahora la organización del festival es aunar el trabajo en común de instituciones para convertir Córdoba en cuna del trabajo de las bandas sonoras cinematográficas. “Córdoba tiene su punto fuerte en la Orquesta que, sumada también a la profesionalidad de la Joven Orquesta, dan las garantías suficientes a los compositores para que Córdoba se pueda convertir en lugar de grabación de bandas sonoras”, ha explicado el delegado provincial de Cultura.

“No es un sueño pero hay que empezar a trabajar en ese sentido”, añade Pineda, quien se ha mostrado convencido de las posibilidades que durante esta edición del festival se le han mostrado a los compositores para iniciar el trabajo en este sector.

La cita musical que se ha celebrado entre el 20 y el 27 de julio, ha concluido con unos 7.000 espectadores para los 17 conciertos programados en el festival, en el que han participado una treintena de compositores y unos 300 intérpretes, según los datos ofrecidos por la organización.

“EL festival ha crecido. Este año ha permitido su consolidación en la provincia de Córdoba como un foco importante en el mundo del cine”, ha valorado Pineda, quien ha destacado que, este año, el Festival Internacional de Música de Cine “era un reto por multiplicar el número de conciertos, por mantener unas sedes estables en la provincia y por apostar por el trabajo con la Orquesta de Córdoba y la Orquesta Joven”.

La cita musical ha programado durante sus ochos días de duración las mejores bandas sonoras de la televisión y el cine en una iniciativa impulsada por la Diputación de Córdoba y organizada por BSO Spirit, que ha contado con grandes compositores y músicos en los conciertos y en la serie de charlas, mesas redondas, talleres y master class.

El festival ha posibilitado el estreno en Córdoba de bandas sonoras de televisión como la de El tiempo entre costuras y el hermanamiento del festival cordobés y el Festival de Cine de Málaga para que la Orquesta de Córdoba participe en la edición malagueña.

Entre los autores invitados a esta cita han estado compositores de la talla de Steven Price, autor de la banda sonora de la oscarizada Gravity; a Rolfe Kent, que ha puesto música a más de 50 películas como Up in the air y Entre copas; a Sergio Moure, uno de los músicos más solicitados de nuestro país y compositor de las bandas sonoras de El Cuerpo o Tesis; y a Christopher Lennertz, autor de música de series, cine y videojuegos.

Etiquetas
stats