Coinciden en modificar la Fiesta Nacional para asegurar su futuro

Un grupo de expertos en Tauromaquia ha concluído en Córdoba que hay que renovar el modelo del sector para salir de la crisis que vive

Desde que comenzó la crisis económica, allá por 2007 y hasta la actualidad, el mundo del toro ha experimentado un notable descenso de su actividad. Precisamente, en apenas cinco años, la conocida como Fiesta Nacional, ha reducido en casi un cincuenta por ciento el volumen de celebración de espectáculos mayores.

Dicha coyuntura ha sido analizada en Córdoba en el marco de unas jornadas que se han titulado “Alternativas a la crisis de los espectáculos taurinos” llevadas a cabo en el Alcázar de los Reyes Cristianos gracias a la iniciativa de la Asociación Taurina Parlamentaria (ATP).

Precisamente, el presidente de la ATP, Miguel Cid, ha apuntado que el mundo de los toros “renovarse y adaptarse a los nuevos tiempos” para asegurar su pervivencia y asegurar una óptima “salida de la crisis”.

En el encuentro, clausurado por el presidente del Senado, Pío García-Escudero, en el Alcázar de los Reyes Cristianos, se han recopilado perspectivas jurídicas, económicas, sociales y culturales del toreo en España.

Entre las principales líneas de análisis, se ha coincidido en unificar la normativa con respecto a los reglamentos taurinos y se ha previsto una reducción del precio de cada espectáculo taurino para amortiguar los efectos de la crisis en el aficionado y en el organizador.

De igual manera, se ha propuesto que se reformulen los pliegos de condiciones que se rubricaron en los cosos de entidad pública antes de la llegada de la crisis y potenciar a través de los medios los aspectos relacionados con los valores que promueve la propia Fiesta.

El presidente de la Comisión de Cultura del Congreso y diputado del PP por Sevilla, Juan Manuel Albendea, que ha augurado la aprobación de una Ley de carácter nacional que declare a las corridas de toros como Bien de Interés General, ha dicho sentirse confiado en la “salida de la crisis” del sector taurómaco y que ha provocado que en los últimos cinco años se han reducido casi hasta la mitad el número de festejos mayores.

Por su parte, García Escudero, ha significado que la coyuntura que vive el sector taurino “está abriendo la imaginación” de sus protagonistas al detectar “elementos que dan pie al optimismo” de la pervivencia de la misma.

Etiquetas
stats