El cine 'indie' del futuro está en tú móvil

Jornadas de cine con el móvil | ÁLEX GALLEGOS

"El curso va dirigido a gente que no tiene dinero y que quiere rodar", señala Edgar Burgos, profesor del Workshop Cine con Móvil, enmarcado en el programa formativo del Festival de la Creación Joven Eutopía, con el que lleva 5 años enterrando la excusa económica a la hora de hacer cine por Andalucía y España. Hoy le ha tocado el turno a los alumnos de Eutopía.

Se trata, según ha explicado el profesor, de enseñar a los alumnos "cómo explotar las características y prestaciones del móvil y vincularlo para hacer producciones audiovisuales de distinto tipo", ya que el cine independiente y de bajo presupuesto del futuro será el que se haga con los teléfonos móviles. Prueba de ello está en que ya hay producciones grabadas con este formato, como Tangerine de Sean Baker, que se han presentado en festivales tan prestigiosos como Sundance, la cita indie del cine americano desde hace décadas.

Al fin y al cabo, tal y como rememora Burgos, la tecnología va a tal velocidad, que el cortometraje con el que debutó en 2006 fue grabado con cámaras que tenían peor calidad que la que ofrece el teléfono que llevaba en el bolsillo mientras impartía la clase. "Desde 2012 hasta ahora he tenido que replantear el curso varias veces para adaptarlo a nuevos modelos y cámaras", reconoce el creativo, que en su taller prefiere ofrecer unas puntualizaciones genéricas que vayan más allá de aplicaciones concretas y se centren en nociones universales sobre el cine y sus posibilidades expresivas.

"No se trata de hacer Avatar, sino de hacer cortos, películas y contenido que se pueda ver por ejemplo en plataformas de internet", sentencia Burgos, que cree que, con los años, el cine con móvil va a ir a más "porque supone un desafío" y porque potencia la creatividad. Incluso la de cineastas ya asentados, como Michel Gondry (Olvidate de mi, Rebobine, Por favor), han jugueteado con las posibilidad expresivas de sus teléfonos móviles en cortometrajes para grandes marcas.

No obstante, aclara el docente que el objetivo de un curso como éste nunca será hacer ver que un móvil puede sustituir a "una cámara de 20.000 euros" porque es falso. Para Burgos, el premio es que los participantes al taller salgan "con la creatividad disparada" y perciban "que pueden hacer cosas con lo que tienen" y se conciencia de que pueden rodar con el móvil a una calidad más que decente.

Etiquetas
stats