El cine Fuenseca proyectará 'Los chicos del coro' tras un homenaje a los clásicos con Alberto de Paz

.

A finales de julio, el cine Fuenseca ofreció una versión de sí mismo que nunca antes habíamos visto: un piano acompañando a una majestuosa pantalla de cine. ¿Los protagonistas? El recientemente cineasta fallecido Ennio Morricone y el pianista cordobés Alberto de Paz, que retrotrajo a los asistentes a las películas más emblemáticas y desconocidas del compositor. De nuevo, De Paz volverá a este escenario para rendir homenaje a clásicos del cine, un espectáculo que finalizará con la proyección de Los chicos del coro.

Esta cita, que se repetirá durante los días 11, 12 y 13 de septiembre, es más que especial para el showman ya que hace cuatro años que no ofrecía en Córdoba este espectáculo, titulado Pasión por el cine. Fue en 2003 cuando decidió ponerlo en marcha y su continuidad en el tiempo es una muestra del éxito que ha acarreado. Le ha llevado, incluso, a repetir por segunda vez en el Festival de Málaga, amenizando en la última edición la gala de entrega de premios a los cortometrajes junto al actor y cómico Salva Reina (Allí Abajo o Malaka). La relación del pianista con la capital malagueña comenzó hace casi una década, cuando de la mano de la Diputación viajó por diferentes pueblos de la provincia ofreciendo el espectáculo que el próximo fin de semana estará en el cine Fuenseca.

De Paz no estará solo ya que estará acompañado de un trío musical compuesto por Antonio Fernández, María Fernández y Francisco Javier Mesa (violín, oboe y piano); una interpretación que estará sincronizada con la proyección de imágenes correspondientes a las películas que vayan escuchando los asistentes. Tan sólo una pincelada: este viaje en el tiempo les llevará por cintas como Memorias de África, Sonrisas y lágrimas, West Side Story o La vida es bella, ha adelantado el cordobés a este periódico.

Tras esta muestra, el cine proyectará la cinta francesa de Christohpe Barratier. En 1948 Clément Mathieu, profesor de música desempleado, acepta un puesto como profesor vigilante en un internado de reeducación de menores. El sistema represivo aplicado por el director conmociona a Mathieu, quien acabará enseñándoles música y canto coral, transformando así sus vidas cotidianas. Desde su estreno en 2004, esta película cosechó numerosos premios y nominaciones a los Oscar, a los Goya y a los Bafta.

El día antes al estreno de este espectáculo, el jueves 10 de septiembre, el cine Fuenseca acogerá por última vez una velada dedicada a Morricone ya que “fueron muchas las personas que en julio no pudieron acudir porque se encontraban fuera de Córdoba y otras personas acudieron a la cita pero se quedaron sin asiento debido a la reducción de aforo”, explica el pianista, que cifra que cerca de 70 personas no pudieron entrar en una de las sesiones.

Como en las anteriores ocasiones, este espectáculo será un tributo exclusivo al compositor italiano en el que se interpretarán las bandas sonoras de películas icónicas en las que trabajó y de otras no tan conocidas pero igual de reseñables. La jornada finalizará con la proyección, de nuevo, de Cinema Paradiso. Las entradas para estas citas ya están a la venta en el cine Fuenseca: la del jueves tiene un precio de nueve euros mientras que las del viernes, sábado y domingo ascienden a diez euros.

Etiquetas
stats