Un centro de arte vacío y sin calendario

FOTO: MADERO CUBERO
El Espacio Andaluz de Creación Contemporánea termina sus obras sin saberse cuándo lo dotará la Junta y entrará en funcionamiento

De la ristra de proyectos frustrados, incompletos o varados de Córdoba, hay uno que destaca. El Espacio Andaluz de Creación Contemporánea, antes conocido como Centro de Creación Contemporánea de Córdoba, o C4.

Levantado por la Junta de Andalucía, su imponente perfil blanco, obra de los prestigiosos artistas Enrique Sobejano y Fuensanta Nieto -autores también del Museo de Medina Azahara- ya destaca en la orilla sur del Guadalquivir, en Miraflores. Pero sus cuatro plantas, incluyendo sótano y cubierta, de juegos geométricos que recuerdan a las celosías árabes, están vacías. Y no hay ni un solo documento reciente que presupueste o fije una fecha para la próxima apertura de sus puertas. Nada.

La crisis y las arcas vacías de la Consejería de Cultura han sido determinantes para este retraso. Pero entre el colectivo de artistas, se critica desde hace tiempo la falta de sintonía con la administración autonómica. “Se nos ha excluido del proyecto. y parece que ahora quieren empezar de cero. En la última reunión que tuvimos con ellos nos dijeron que, ahora, estaban en un proceso de definición del proyecto”, señala el artista Tete Álvarez.

Dotar al proyecto es, sin duda, una tarea cara. Los 12.287 metros cuadrados se reparten entre un sótano para el garaje, los almacenes y las zonas técnicas. La planta baja cuenta con varias puertas de acceso, vestíbulo, área de control, taquillas, talleres, además del salón de actos conocido como la caja negra, que -en teoría- debería servir para actuaciones, performances y eventos multimedia.También está prevista una mediateca y salas de exposiciones de superficie variable.

Y en la planta superior se ubicaría la dirección, administración, laboratorios y diversos espacios complementarios. Los artistas que trabajen aquí lo harán tras ganar concursos específicos para desarrollar, en régimen de residencia, sus proyectos. Una residencia responsabilidad de Vimcorsa de la que, por otro lado, tampoco se sabe nada.

Poco antes de las elecciones autonómicas, en enero de este año, el anterior consejero de Cultura, Paulino Plata, visitó las obras que ya estaban prácticamente terminadas. Evitó en todo momento fijar fechas concretas de apertura ni plazos. Solo insistió en la prioridad de la Junta por sacar adelante el proyecto.

Para entonces, la distancia entre los creadores y la administración se ahondaba desde hacía más de dos años. Lejos quedaban los primeros tiempos en los que la administración citaba y tenía en cuenta la voz de los artistas y profesionales del gremio para sacar adelante el proyecto. El colectivo de artistas que más implicado ha estado, considera que la Consejería prefirió apartarles y hacer suyo el futuro centro.

Solo había punto importante en común entre el consejero y los representantes del gremio: la firme oposición de todos a que la colección de arte contemporáneo Circa XX, de Pilar Citoler, se instalase en algunas de las alas. La negativa de Plata adquirió casi tintes personales. La justificación de los artistas se basaba en el germen mismo del proyecto. “Nunca quisimos que fuese un contenedor de arte, sino un centro de investigación, de creación y de producción de arte y de nuevas tecnologías”, recalca Álvarez

Con el nuevo equipo en la Consejería no parece haberse avanzado mucho. En su última reunión con los creadores audiovisuales, la Junta ha vuelto a trasmitirles su intención de sacar adelante el Espacio de Creación en la presente legislatura, con la elección de un director. Algo que, para los creativos, tiene que ceñirse al Documento de Buenas Prácticas en Museos y Centros de Arte Contemporáneo, es decir, por concurso público.

Los artistas también temen que la Junta opte finalmente por rechazar el estatuto jurídico de patronato en el que ya se había avanzado con Plata al frente. “Pero no se sabe nada. No sabemos nada. Solo sabemos las declaraciones que el nuevo consejero hizo cuando llegó al cargo”.

El 6 de junio, Luciano Alonso hizo un avance de lo que quería que fuese su paso por la Consejería en los próximos cuatro años. Sobre el antiguo C4 fue fugaz: “...la puesta en marcha del Espacio Andaluz de Creación Contemporánea de Córdoba, que acogerá las propuestas más vanguardistas de los creadores andaluces...”. Y ya está.

Dos meses después, Alonso y el alcalde de Córdoba, José Antonio Nieto, se reunieron. Pero del encuentro tampoco se obtuvo nada concreto. Solo un acuerdo para adecentar el perímetro que rodea al inmueble y que ahora es pasto de los jaramagos.

Etiquetas
stats