La Casa Góngora homenajea a los asesinados por el franquismo

Detalle del cartel anunciador.

La Casa Góngora presentará al próximo lunes 17 de octubre la exposición La muerte no enterrada, un proyecto de videoinstalación “que quiere rendir homenaje a todas aquellas personas asesinadas durante la Guerra Civil

por las tropas franquistas y cuyos cadáveres aún se encuentran en fosas comunes o en los campos, a la espera de que se les pueda dar la dignidad que merecen y que sus familias puedan cerrar el triste ciclo de la muerte“.

Después de investigar en diferentes lugares, el autor de la obra, Juan-Ramón Barbancho ha observado que “hay una enorme lista de fusilados, la mayoría hombres, en las primeras semanas después del golpe del 18 de julio, en la provincia de Córdoba, objeto específico de esta obra. De entre ellos, muchos aparecen como fusilados pero no hay constancia de su entierro en los archivos de los cementerios, por lo tanto aún se encuentran en fosas más o menos identificadas. De todos he hecho una lista de setenta y uno, con sus nombres, edad, fecha de ejecución y profesión.

La instalación, que podrá visitarse a partir de las 20:30, está compuesta por 71 bolsas de plástico transparente, cerradas herméticamente, que contienen en su interior un pequeño cuaderno de pastas negras, como un diario, con todas sus hojas en blanco.

Los diarios en blanco hacen alusión a “una vida que estaba por vivir y que aún no se ha cerrado, pero que están dentro de esas bolsas cerradas, creando una metáfora de la vida no vivida”. Por su parte, “las páginas están en blanco pero ya no se puede acceder a ellas, ya no se puede recuperar ese tiempo que ha segado la muerte”.

La videoproyección muestra a un hombre caminando de espaldas, sin saber lo que tiene detrás, “como tantos que hicieron ese terrible y final camino”. El vídeo se ha grabado en diferentes lugares de las afueras de Córdoba, donde hubo fusilamientos a la hora del amanecer, como ocurrieron en el Arroyo Pedroche y en la Cuesta del Espino.

Etiquetas
stats