De las 'campanas de boda' al 'funeral de Arturo'. La vida y la muerte son un “paripé”

.

Seis años llevaba la compañía La Cubana sin actuar en Córdoba. Una pausa importante, que se ha roto esta misma mañana. En la calle. Con una pequeña fiesta al estilo La Cubana en el Bulevar del Gran Capitán, donde han presentado El funeral de Arturo, que se va a representar entre el 13 y el 16 de junio en el Gran Teatro.

El mismo marco donde presentaron en mayo de 2013 Campanas de boda, una obra que analizaba a golpetazo musical y a pie de público todo el “paripé” que supone el rito nupcial. Ahora, La Cubana vuelve a poner su divertida lupa en otro rito, los funerales. “No hay parafernalia más teatral que un velatorio. Que si 'no somos nadie', que si 'te acompaño en el sentimiento'... Eso sí que es un teatro”, bromea Edu Ferrés, uno de los actores de la compañía, que atiende a este periódico con el loro Ernesto pendiente de la conversación.

¿Y quién es Ernesto -que ha acaparado este miércoles gran parte de los focos-? Pues es la mascota de Arturo Cirera Mompou, el protagonista de la función, un tipo cuya biografía la escribe La Cubana a su antojo allí donde acude. Aunque ellos aclaran que no, que Arturo era uno de los personajes más importantes de Córdoba hasta su muerte a los 101 años, tras haber ejercido como escritor, pintor, escultor, compositor o coleccionista de arte, entre otras actividades.

También un hombre soltero, ateo y liberal, que tenía bien claro que, cuando la muerte le llegara, no cabía otra cosa que una fiesta. Y del velatorio se encarga La Cubana, con su tradicional cóctel de música, baile, comedia, disfraces, pelucas y mucho vaivén del escenario al público y del público al escenario. Porque, para un cordobés tan ilustre, nada mejor que un teatro como velatorio.

El guión y la dirección de este funeral es obra de Jordi Milán. La música y los arreglos son obra de Joan Vives y la coreografía de Leo Quintana. En el plantel de actores, Jaume Baucis, Xavi Tena, Toni Torres, Nuria Benet, Alex Gonzalez, Babeth Ripoll, Montse Amat, Toni Sans, Virginia Melgar y Edu Ferrés.

Ferrés sonríe cuando le dicen “mira cómo ha acabado La Cubana, haciendo bodas, bautizos y comuniones”. El actor añade la F de funerales, y se muestra encantado de volver a Córdoba, donde La Cubana lleva actuando desde sus inicios. “En Córdoba siempre hay un público muy cubanero”, asegura el actor, que tiene que volver con el personal encargado del velatorio de Arturo precisamente para posar para los cordobeses.

La obra llega a Córdoba tras una potente gira nacional. En el Gran Teatro tendrán un total de 6 funciones entre el 13 y el 16 de junio, con una duración de 120 minutos cada una. Los precios para acceder van de los 13 hasta los 36 euros y se pueden adquirir en las entradas del Gran Teatro.

Etiquetas
stats