Bienes Inmuebles rechazó en 2011 abrir otra puerta en la Mezquita

Puertas de la Mezquita-Catedral FOTO: MADERO CUBERO
Un informe de esta comisión andaluza reclama que se estudie cuidadosamente el paso de las procesiones de Semana Santa dentro del templo que reclama el Cabildo

Un informe de la Comisión Andaluz de Bienes Inmuebles fechado el 21 de noviembre de 2011 rechazó los planes del Cabildo de retirar una de las celosías puestas por el arquitecto Rafael de la Hoz en 1972, para permitir una mejor circulación de los pasos de Semana Santa. El documento, avanzado hoy por Radio Córdoba Cadena Ser, es taxativo al señalar que la petición redactada por los dos arquitectos conservadores del monumento -declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1984- no viene acompañado de los necesarios estudios artísticos e históricos que una obra de tal calibre requiere. Más aún, cuando los planes de la Iglesia incluyen el retranqueo de todas las capillas de la fachada norte del templo que da al Patio de los Naranjos.

“Para la necesaria intervención en dicha fachada es necesario un estudio en profundidad de todo el frente del monumento (técnicas constructivas, elementos formales, restos de policromía, estudio de materiales...) y un exhaustivo estudio histórico y artístico, a partir de la documentación que al respecto pueda haber y que permita analizar con rigurosidad los valores artísticos de este frente norte, incluyendo las capillas y sus bienes muebles”, señala el informe. Dichos estudios previos, dicta la comisión, viene motivada por la complejidad del objeto a intervenir y su relevancia como parte de la Mezquita.

Hace dos años, el Cabildo apretó a fondo el acelerador de su propuesta de apertura de una nueva puerta desde el Patio de los Naranjos hacia el interior del templo. El motivo era el interés de las hermandades de Semana Santa de hacer estación de penitencia en la Mezquita, es decir, circular por su interior. Para facilitar el tránsito el Cabildo decidió retirar una de las celosías de De la Hoz, consiguiendo dos vanos libres de obstáculos, lo que permitiría la entrada y salida de imágenes.

La Comisión considera esta petición “legítima” pero destaca que este nuevo uso, como cualquier otro distinto a los que ya se desarrolla en el monumento, “debería ser minuciosamente estudiado y considerarse siempre tras el análisis de sus repercusiones sobre la Mezquita-Catedral de Córdoba”. Por ello, el informe considera necesario elaborar “un estudio funcional y de impacto de los usos de la Mezquita-catedral de Córdoba, tal y como ya han elaborado otros edificios de la misma categoría e interés”. En dicho estudio se debería incluir la posibilidad solicitada por la Iglesia del paso de “procesiones claustrales dentro del edificio, analizando la capacidad de maniobrabilidad de los pasos, sus medidas, impactos de ese nuevo uso... Todo ello con el fin de resolver con las mayores garantías posibles, y teniendo siempre como premisa la integridad y conservación de la Mezquita-Catedral de Córdoba”.

Por último, la Comisión Andaluza de Bienes Inmuebles señala que, en caso de persistir la intención del Cabildo de iniciar dichas obras que busca, “sería conveniente que el Centro del Patrimonio Mundial tuviese noticia de la misma”.

Etiquetas
stats