Scarpia pintará de historias El Carpio en su vigésimo cumpleaños

Una obra en Scarpia 2020

El Carpio se llena de arte desde este viernes hasta el 9 de enero con la llegada de la vigésima edición de Scarpia. Este año, con Pintura de historias, nombre de la edición, se atiende "al sentido narrativo de la pintura", según ha explicado el comisario del evento, el artista de la localidad, Jesús Zurita.

Este año, tres autores conocidos nacional e internacionalmente visitarán el municipio con sus exposiciones del 10 al 24 de diciembre. El primero será José Luis Puche, que llega con la exposición Gotas de luz donde no las había. Puche, según ha detallado Zurita, "es el artista que pintó la entrada del teatro de Antonio Banderas en Málaga", y es conocido internacionalmente por sus exposiciones individuales en en Birmingham, París, Alemania o Dubai. La muestra del malagueño se encontrará en la Torre de Garci Méndez. Puche expone una serie de piezas de pequeño y mediano formato, creadas en el confinamiento y que se reúnen en la serie Suite Melancolía.

Javier Ruiz Pérez, pintor de La Carolina y que actualmente reside en Amsterdam, presentará en la sala de exposiciones del Palacio Ducal, Mixtape. Con ella plantea la visión calmada de obras en las que detenerse y divagar sobre lo que está ocurriendo en las escenas, tan surrealistas como sensibles.

Por último, el gaditano José Dodero ofrece la exposición Epílogo: Esconder el Tesoro, en el Museo Histórico de El Carpio. Dodero se ha formado durante diez años en pintura y dibujo, y después, de manera autodidacta ha estudiado las obras del siglo XV al XVII. Presenta una obra que volverá a interpretar la iconografía de La Venus del Espejo, que según ha explicado el comisario del evento, "está muy ligada a El Carpio porque el Marqués Don Gaspar Méndez de Haro fue el dueño del cuadro pintado por Velázquez".

Además, otros dos artistas, Marta Lapeña y Alberto Montes, han realizado dos murales en fachadas del municipio. El de Lapeña está situado en el patio de la Torre Garci Méndez, y con él propone una naturaleza muerta en la que se podrán encontrar referencias a la cerámica andalusí y a los frutos propios de la tierra.

Por otra parte el trabajo de Alberto Montes, con la intervención pictórica del artista, que basa sus murales en pinturas que toman como punto de partida la documentación de fotografías antiguas para producir imágenes contemporáneas.

Por último, según ha detallado Zurita, se impartirán dos talleres, "uno para niños sin límite de edad" y otro para los adultos del centro de mayores de la localidad. Estos últimos "trabajan la memoria atendiendo a su propia historia en beneficio de su propia salud mental". Mientras, a los más pequeños se les acercará al arte y a sus técnicas para que se involucren en él.

Etiquetas
stats