Antonio López: “Si el arte no es útil se convierte en un drama terrible para la sociedad”

.

Antonio López ha significado para Scarpia XVII su concepto más pleno y “ha dado sentido al eje conceptual de Scarpia: buscar la excelencia de artistas y el arte contemporáneo”, ha matizado Jesús Zurita, gestor Cultural del Ayuntamiento de El Carpio. Y así ha sido.

Y lo ha sido, con algo tan cotidiano, tan de Antonio López, como una tarde de café, de tertulia, con pleno de admiradores del pintor de Tomelloso, que han acudido a la cita celebrada en la sala de exposiciones Paqui Gavilán del Palacio Ducal, en El Carpio.

Y sobre El proceso de La construcción de la imagen, que trata la diecisiete edición de Scarpia, se ha desarrollado la conversación, a la que se ha sumado Noé Serrano, escultor cordobés, que en estos días scarpianos, expone Creaturae, en el Museo Histórico de El Carpio. Moderada por Zurita, el pintor, de 82 años, ha resaltado que, “empiezo a crear a partir de cosas reales que me rodean”. A continuación, basa su método de trabajo en el análisis y la mirada detallista sobre la realidad misma y la realidad plástica vertebradora de la obra de arte.

Quizás, definir una obra sea el peor momento, porque, “una obra nunca se acaba, sino que se llega al límite de las propias posibilidades”. Por tanto, podría decirse, que el proceso dura, tanto como la inquietud del autor en cuestión. Inconformidad, a la que López se obliga, en busca de un tratamiento pleno de detallismo en sus creaciones, que rozan lo fotográfico.

Antonio López, figura indiscutible del panorama artístico español del siglo XX, historia viva del arte, ha puesto mucho énfasis en que, para crear, “hay que ser cada vez más nosotros mismos. Atrevernos a eso”. Eso sí, “el artista tiene un problema, si no sabe qué contar, y no tiene un guión”. En este sentido, matizó que, “antes, el guionista, era el encargante. Ahora, es la libertad creativa, pero con un camino claro, y definido”. En esta pérdida de concepto, lamentó que, “me apena que el arte esté así, y me apena que no se pueda hacer nada”. Y es que, “ya no hay espacios públicos, que tengan la suficiente fuerza para que nos lleve a todos en la misma dirección”, porque, continúa, “la pintura y escultura, ha sido secuestrada por la política desde hace mucho tiempo”. Eso sí, “no por todos los políticos”, matizó.

El artista, es muy consciente de que, “hacemos el arte, para que el público lo partícipe”, resaltando que, “nos ha quedado un arte popular para todos: el flamenco... y otras músicas populares”.

Terminó incidiendo en que “el arte tiene esa maravilla de ser común a todos, y por eso, está hecho para ser útil”. En caso de inutilidad, “sería un drama terrible para la sociedad”. Desirée Benavides, alcaldesa de El Carpio, ha destacado que, “ha sido todo un honor contar con Antonio López en esta XVII edición, un pintor y escultor, con una destacadisima trayectoria profesional”, que le ha valido para recibir numerosos premios y nombramientos, entre los que destacan: la Medalla de Oro de Bellas Artes (1983); el Premio Príncipe de Asturias de las Artes (1985) o Miembro Honorario del American Academy of Arts and Letters de Nueva York (2004).

Etiquetas
stats